Justo antes de irme de vacaciones se puso en contacto conmigo Nuria de Lalablumentoring, además de un chute de energía y autoestima, al saber que me quería dentro de su proyecto, me puso deberes… ¿Qué puede hacer un emprendedor para dar vida a su marca?

Por supuesto, para darle una vuelta a todo, preparé café y llame a Davinia, puesto que de La A a la Z, es el centro del nuevo mini ebook.

El contenido completo, lo encontraréis en Lalablu Mentoring, pero hoy quería compartir los 7 errores más comunes que veo al trabajar con mis chicas.

¡Manos a la obra! Aquí tienes 7 puntos para repasar de tu marca

Falta de coherencia. No respetas los colores del logo o comunicas de forma aleatoria. Recuerda, que el branding es el mejor camino para comunicar y que tu marca sea reconocible de forma sencilla.

Entra en tu web y mira si en la parte superior (se conoce como parte caliente porque es lo primero que ve tu cliente) expone de forma clara a qué te dedicas, qué problema solucionas y que haya un enlace directo a la parte de la web que más te interese. 

Siempre en tu web, debes pedir el email para que estén al tanto de la información que ofreces, nuevos productos, lanzamientos… Si no sabes cómo obtener emails, crea un pequeño infoproducto para regalar por suscripción u ofrece un descuento.

Tu comunicación en redes sociales no tiene foco, le hablas a todo el mundo de forma impersonal y no consigues que nadie te responda. El único camino para crear una comunidad fiel es dar contenido de calidad y definir muy bien a quién te estás dirigiendo.

En tu web no existe prueba social, que no te dé vergüenza pedir a tus clientes que manden pequeñas opiniones sobre tu servicio, cómo se han sentido o cuáles son tus puntos fuertes. 

Fotos poco profesionales, mal iluminadas o muy dispares entre sí. Unas buenas imágenes, mucho más en caso de tienda on line, son básicas para crecer y transmitir buenas vibraciones. 

Repasa los email que mandas a tus clientes cuando se suscriben, cuando compran… En el medio on line no puedes sonreírles o ser amables cuando llegan a tu tienda, así que cuida cada detalle para que la experiencia de compra sea de diez, un cliente contento es la mejor publicidad del mundo.