Tu año en 12 semanas, ¡plan práctico!

Tu año en 12 semanas, ¡plan práctico!

Antes de cerrar 2019 os hable del libro de «Tu año en doce semanas«, un método simplemente genial para poner rumbo y fijar pequeñas metas que nos ayuden a crecer.

Con la llegada del año nuevo, lo he puesto en marcha y quiero ayudarte en esta ocasión, hablando paso a paso de cómo aplicar este método y conseguir 4 propósitos este 2020.

¿Cómo debe ser el reto que te propongas?

La ventaja de esa metodología es que puedes ponerte 4 retos en un año, sin procrastinar o aplazar tus metas. Los retos deben ser concretos y tangibles, no vale decir yo quiero vender más, si no cuanto más quieres vender en porcentaje.

También puedes elegir un reto que te ayude a crecer o ampliar el negocio como crear un infoproducto, poner el foco en Instagram este trimestre o empezar a mandar emails con una estrategia concreta.

Tu primer reto en 4 pasos

Lo normal al plantear algo es que vemos el conjunto completo y nos abruma, pero si ese fin lo divides en 4 verás como el objetivo se hace mucho más pequeño.

En mi caso concreto mi primer reto es cambiar algunas cosas de la web y crear tres nuevos productos que lleven mi negocio a otro nivel.

Paso 1: redactar los 3 productos, la ventajas y el copy que va a cambiar mi web.

Paso 2: hablar con alguien de diseño, reestructurar la web y dejarlo todo listo.

Paso 3: empezar con una rutina coherente de newsletter para comunicar este servicio y potenciar el blog.

Paso 4: buscar estrategia para comunicar todo en redes sociales.

Así visto seguro que ves mucho más sencillo que cada tres semanas lleve a cabo estos retos pequeños. Para ayudarte, pon fechas limites en un calendario y blindate algunas horas a la semana para llevarlo a cabo.

¿Me cuentas tu primer reto? ¡Planificate conmigo porque 2020 puede cambiarlo todo para siempre!

**Si tienes curiosidad por el libro, no está traducido, pero hay un podcast donde se explica todo muy bien.

Claves de branding para marcas personales

Claves de branding para marcas personales

¿Qué es una marca personal? Y tú me lo preguntas…. Marca personal eres tú. 

Tu forma de expresarte, de hacer stories, acudir a una reunión o contestar en redes sociales, todas las pequeñas acciones de tu negocio hablan de ti como marca personal y te definen. 

El objetivo es conseguir que todo ello tenga la coherencia suficiente para ser recordado por tu comunidad. Precisamente, para alcanzar esa meta la semana pasada acudimos al Columpio con lidera-te.es y la Masterclass de Davinia Pérez. 

branding marca personal

¿Qué es el branding? Más allá del logo

Una marca no se construye con un logo y una paleta de colores, la marca personal vive en los pequeños detalles.

¡Usa tus colores! Poco sentido tiene invertir en branding y pagar un diseñador, si luego no usas esos colores para comunicar en tus redes sociales.

Copia la referencia de los colores para crear stories y plantillas unificadas. Una vez que lo hagas te va a ahorrar mucho tiempo tenerlo todo a mano. 

Branding de Lidera-te.es

Por supuesto, gracias a programas como Canvas puedes crear la firma de correo, retocar la factura o crear un briefing para pasar tus tarifas. 

Instagram y el misterio del feed

Cada vez veo más artículos sobre cómo construir el feed perfecto. Partiendo de la base de que no nos debemos volver locos porque muy poca gente va a llegar a él hay trucos sencillos para mejorar. 

  • Usa siempre el mismo filtro, los de Instagram están un poco obsoletos así que puedes recurrir a otras app como ColorStory.
  • Piensa en un esquema general para intercalar plantillas y fotos de determinada temática. Por ejemplo, los feed de tipo ajedrez funcionan muy bien si usas frases inspiracionales.
  • Intenta que haya un máximo de dos colores predominantes, así será más sencillo que todas las fotos sigan una línea editorial. 
branding marca personal

Los textos, los que hablan de ti

Seguro que sigues muchas cuentas con fotos feas, cero sentido estético y un feed poco cuidado pero con textos BRUTALES

No te olvides jamás de ellos. No sirve de nada tener fotos impresionantes, si debajo de ellas solo ponemos “Holi, a por el lunes”. Tu comunidad quiere contenidos de calidad, saber de ti y tener claro que va a encontrar si te sigue. 

No solo estoy hablando de redes sociales, en la web el copy es básico para transmitir tu mensaje, contar tus diferenciales y elegir palabras concretas lo que tu cliente va a llevarse si compra tu producto o servicio. 

Tú también eres tu marca

Parece el epígrafe más obvio de todos, pero NO. Al construir una marca personal, la base del triunfo es dar visibilidad un estilo de vida que se acerque a tu comunidad. 

Desde cuidar cómo vistes, como hablas en público o por redes, qué muestras de tu vida… ¿Un ejemplo rápido? Si tu empresa está comprometida con el medio ambiente, no puedes ir a reuniones con botellas de plástico. 

¿Cómo podemos cuidar estos detalles? ¡Siendo tú misma! 

Las fotos son del evento de Lidera-te de diciembre de Yvolar.

Trabajar desde casa, la épica de emprender

Trabajar desde casa, la épica de emprender

Hoy en Madrid está lloviendo y la temperatura no va a superar los 10 grados, así que trabajar desde casa se te antojará como el paraíso.

No te voy a mentir, aunque abajo desarrollaré algunas normas básicas para no caer en el mundo del coletero y el chandal, ¡a mí me encanta!

Las ventajas de trabajar desde casa

Podría hablar de las ventajas económicas, del ahorro de tiempo en trayectos o de que siempre estás en casa cuando llegan los paquetes. Pero todo ello es secundario, la libertad de horarios es la absoluta ventaja de trabajar en tu hogar.

Con plena libertad y siendo dueña de tu tiempo, puedes ser más productiva, mover los horarios y tener más tiempo para ti. Incluso, bloquearte un día para hacer recados o para acudir a alguna masterclass.

Si tienes niños pequeños, como es mi caso, las ventajas se multiplican. Desde mi punto vista, solo con un horario tan libre se llega a una conciliación real.

4 normas básicas para no vivir en pijama

Después de la dosis de optimismo, vamos a ver algunas reglas básicas para no caer en el oscuro mundo del pijama y la ojera permanente.

Ponte un horario racional, en mi caso me levanto pronto porque sé que más allá de las 16:30 cuando salgan los peques del cole, no puedo ni quiero hacer nada.

Aunque puedes moverlo, dependiendo del día, marcarte unos horarios te creará una rutina y no acabarás trabajando de madrugada o procrastinando todo. Asimismo, intenta respetar las horas de desayuno o comida.

Vístete y arréglate un poco, el momento pijama y coletero a la larga pasa factura. Lógicamente, no vas a ponerte tacones, pero un vaquero y algo de colorete ayuda y motiva.

Mucho cuidado con los recados a diario y por la mañana, si sabes que tienes que salir a ciertas actividades no relacionadas con tu trabajo, agrupalas en un único día.

Sé que no es posible en todas las casas, pero si puedes destina una habitación a tu oficina. Nada de mover el portátil por toda la casa o trabajar en la cocina mientras haces la cena, ¡cero distracciones y mucho foco!

Busca una comunidad de mujeres que estén en tu situación. Sentirme más arropada y apoyada en mi situación, fue uno de los motores de arrancar Lidera.te.

Por último, aquí no está tu jefe par ponerte mala cara si coges el móvil y respondes WhatsApp o ves Instagram, pero plantéate rutinas fijas o serás la persona más dispersa del planeta.

En mi caso hasta las 12:30 ni miro email ni cojo el móvil, así puedo adelantar las tres tareas programadas del día y luego darme un descansito con té y chocolate.

¿Te gusta trabajar desde casa? ¿Crees que tiene más ventajas o desventajas?

El año de 12 semanas. Tu plan para 2020

El año de 12 semanas. Tu plan para 2020

Antes de nada tranquilidad, porque aún le quedan mucho días a este 2019 y puedes hacer un millón de cosas, pero también es el momento de fijar objetivos y metas para el próximo año. 

Pensar en doce meses es demasiado amplio y si planificas a largo plazo lo más seguro que es acabes procrastinando al no ver la fechas límites cerca. Para evitar caer en este círculo y acabar todos los días haciendo tareas secundarias, el libro de El año en 12 semanas plantea crear planes por escrito para aumentar tu productividad

De esta forma, se fijan 4 cierres anuales, con planes son más concisos y reales. A continuación, te cuento el método al detalle y algunos consejos. 

3 grandes metas para las 12 semanas

Al estar pensando en períodos de tiempo más cortos, debes fijar mejor las metas. En este caso, el libro plantea elegir solo 3 retos al trimestre. En mi caso, los he escrito atendiendo a estas tres categorías. 

  • La meta económica o cuanto quiere facturar en esas semanas. Así puedo evaluar si voy por el buen camino, si necesito modificar o crear alguna oferta extra para alcanzar objetivos.
  • La meta de mejora de mi negocio, aquí se trata de buscar una nueva acción que mejore tu negocio desde cambiar alguna sección de la web, poner el foco en alguna red social o implantar algún proceso nuevo. 
  • La mejora en mi calidad, desde formarme en algún aspecto para dar un mejor servicio hasta buscar proveedores nuevos si eres tienda on line. 

Planifica por semanas, no por días

Una vez que has fijado esas tres metas y las tienes escritas. Hay que bajarlas a lo concreto de forma práctica. Lo mejor es coger cada acción y dividirla en 6 pasos necesarios, para ponerla en marcha. 

Esta división se plasma en un calendario, con fechas concretas de entrega. Así vas a empezar a fijar metas semanales, que siempre son más realistas y fáciles de manejar que una diaria, donde pueden surgir imprevistos que echen a perder tu horario. 

Sigas este método o no, la planificación semanal es básica. Mi consejo es hacerla el viernes, así dejas la semana programada, las tareas apuntadas y te vas de fin de semana con la sensación de tener todo bajo control. 

Beneficios de planificar 2020 con este método

El libro (El años de 12 semanas), lógicamente, es mucho más extenso y tiene mil trucos más sobre cómo mejorar la producción. Pero yo voy a darte algunos de los beneficios más importantes de seguir el esquema anual de 12 semanas. 

  • Metas reales, con fechas concretas y pocas oportunidades de irlas dejando en el montón de pendientes.
  • Una visión más clara del estado de tu negocio y de cómo debes pivotar para mejorar.
  • Poner el foco en tres acciones concretas, no solo te hará más productiva. Si no que sabes hacia donde dirigir tus esfuerzos, por ejemplo haciendo solo cursos para mejorar en ese aspecto y no dispersando tu atención.
  • Poder agendar días completos a la revisión de tu negocio, en lugar de ir a salto de mata, dedicarte un día a ver tu negocio desde arriba, ajustar servicios, crear nuevos procesos que aligeren la carga de trabajo…
  • Tanto si vendes servicios como productos, este plan evita las prisas de última hora cuando el 40% de tus ingresos pueden depender del Black Friday o la Navidad. Este plan da claridad mental para saber si estás cumpliendo o no.
  • ¡Echa cuentas! A nivel anual te queda 1 semana libre por trimestre, la llamada semana 13. Si cumples pueden ser días de planificación, de ver cómo va todo y tomarte un merecido descanso.

* El libre fue recomendado por Diana Zuluaga en el primer evento de Lidera-te.es

Estrategias para lograr más libertad en tu empresa

Estrategias para lograr más libertad en tu empresa

¿Suena bien verdad? Esta era una de las promesas de la Masterclass que dió Diana Zuluaga en Lidera-te. Ayudarnos a pensar en grande y, sobre todo, a ser conscientes de que al emprender pasas a ser empresaria y no debes pasarte la vida apagando fuegos.

Ella en redes me gusta, pero en directo es una pasada. Motivación en estado puro y una cercanía que engancha. De hecho todas las asistentes salieron contentas y con mil ideas en la cabeza.

Lidera-te comunidad de mujeres

Aquí resumo algunas de las nociones más importantes de la Masterclass. Conceptos prácticos que tienes que anotar e implantar en tu emprendimiento hoy mismo.

¡No seas tu peor jefa!

Al emprender debes tener claro que no puedes convertirte en la peor jefa del mundo. Seguro que ahora estás trabajando más horas y sin cobrar a fin de mes.

Para empezar Diana puso mucho énfasis en la necesidad de pagarte a ti primero, por que te respetas y valoras el trabajo que estás haciendo todos los días. Desde hace tres meses decidí tener un sueldo mensual y así empezar a gestionar mejor mi dinero, ¡acierto rotundo!

Lidera-te comunidad de mujeres

Tu zona de genialidad

Desde mi punto de vista, llegamos al gran melón del emprendimiento. Si tu eres buena haciendo fotos o tartas, porque te empeñas en gastar tus horas en enviar emails, editar fotos, subir contenido a redes, arreglar la web y hacer paquetes.

Tus horas valen dinero y si las pierdes en tareas secundarias ¡estás tirando billetes a la basura!

Delegar no significa tener a una persona 24 horas contigo, pero si saber qué quieres ceder y buscar alguien que te eche una mano de forma puntual. Solo en tu área de genialidad eres la mejor, en el resto solo estás boicoteando tu emprendimiento.

Crea procesos para que cualquier pueda gestionar tu empresa

A qué el café del Starbuck sabe igual que en Madrid que en San Francisco. ¡Bienvenido al maravilloso mundo de los procesos! Si en algún momento quieres crecer y escalar tu negocio, este es el único método.

Crea procesos de cada paso. Si aún no has hecho nada, empieza con uno de tus servicios o productos y anota todo lo que sucede desde que llega un cliente hasta que terminas.

Una vez anotado, mira si puedes crear emails tipos para cada paso o estrategias para trabajar mejor. No solo vas a ahorrar mucho tiempo, si no que a la hora de delegar puedes explicar mucho mejor lo que esperas de tu trabajo.

Cuida a tus clientes

Diana habló durante dos horas y apuntó mil claves, pero yo voy a cerrar con esta. ¿Por que a veces no paramos de buscar nuevos clientes cuando no hacemos ni caso a la gente que ya compró?

Es mucho más efectivo cuidar a la gente que ya ha confiado en ti, que estar continuamente buscando a nuevos usuarios. Por eso no tengas miedo a preguntar si están contentos con el servicio, qué puedes mejorar o qué les gustaría recibir.

Cenas Adivina, el día que conocí a Charuca

Cenas Adivina, el día que conocí a Charuca

Hace dos años Lucia be lanzó una agenda con los días divididos, así que baje al Fnac, di una vuelta buscando una agenda más grande y encontré a Charuca en rosita y con topos.

La compre y me acompaño todo 2017. Poco a poco conocí a la creadora en redes sociales, flipe con sus fotos y, sobre todo, con su carisma. Después me enganche al podcast y todos los días me lo ponía en el coche para motivarme.

Charuca es de esas personas que conoces en redes y casi se convierte en una amiga más, te ríes con ella y aplaudes sus frases motivadoras. Con estos antecedentes, cuando Sonia me dijo entradas en Cenas Adivina, tardé un microsegundo en dar a comprar.

El viernes pasado estuve en el séptimo con mujeres maravillosas, fuertes, con historias impresionantes y, sobre todo, un ambiente de calma y conversación que me encanto.

Charuca, sinceridad en estado puro

Cuando la conoces un poco más de cerca, está claro que el éxito es ella misma. Si usáis sus agendas, sabes que el producto es una pasada de principio a fin, pero es su carisma el que ha montado todo un ideario alrededor de la firma.

En la cena contó su trayectoria de vida, nos reíamos con las historias de su empresa y de cómo organiza todo. Personalmente, me quedo con la reflexión de que decidimos escucharla o motivarnos con ella, por nuestro momento personal puntual.

Posiblemente, yo hace 6 años habría escuchado cualquiera de sus frases y hubiera pensando… uy esta motivada, no me convence nada.

¿Lo mejor de Cenas Adivina?

Al margen de Charuca y su papelterapia, lo mejor fue conocer a Silvia la persona que esta a los mandos de este proyecto, que solo puedo describir como MARAVILLOSO.

Ella misma cuenta que al tener niños, se encontró con que en su entorno todo el mundo hablaba de dormir poco, Dalsy y vacunas. Esto fue lo que hizo que pensará en crear cenas donde aprender y charlar. Me sentí tan identificada con estas palabras, que conecte al momento.

El trabajo que realiza es sobresaliente, cuida que todo el mundo se sienta bien, que la conversación no decaiga y te sientas muy cómoda. De verdad, que si vas a una cena sales pensando, ¿cuándo puedo volver?

Todas las fotos son de Nina Prodanova Foto