El Me to-do o cómo ser más productiva

El Me to-do o cómo ser más productiva

Seguro, que a estas alturas has escuchado hablar del Me To-Do de Balamoda. Si la sigues desde hace tiempo, yo desde que arrancó, sabes que la gestión y planificación del tiempo son temas recurrentes en sus vídeos y blog.

El Me To-do promete efectividad, trabajar con foco y aunar en un solo espacio tu vida profesional y personal. Yo como loca de estos temas y amante del papel, ¡tenía que probarlo!

Cómo he creado mi rutina con el Me To-do

Antes de escribir el post, he estado dos semanas utilizándolo para contar la detalle por que me gusta tanto. Ahora mismo, lo combino con una agenda pequeña para apuntar reuniones o tareas pendientes con un plazo o fecha concreta. El Me To-do no está fechada y tendrías que contar hojas para ponerme un aviso en un día concreto.

Los viernes a última hora, justo antes de cerrar pantalla, me hago un té verde y abro el Me To Do. En el inicio de semana, estructuro proyectos por clientes, anotó lo pendiente y programado para la semana.

Luego vuelco todo en el horario, consiguiendo fijar un tiempo concreto a cada tarea. De un simple vistazo veo cómo tengo la semana de reuniones o salidas. Justo lo hago el viernes para irme de fin de semana con la sensación de controlar todo, no estar pensando el sábado: uy tengo que apuntar…

Después cada día antes de terminar de trabajar, colocó las tareas del día siguiente y paso lo pendiente.

Las 4 grandes ventajas del Me To-Do

Estoy muy contenta con este nuevo sistema y me parece complicado volver a una agenda convencional (me gustaban las de página completa porque apunto mil cosas). A modo de resumen os dejo 4 características que marcan la diferencia.

  1. Al planificar la semana, siempre piensa en semanas no en días, creas proyectos para ver todo más organizado. Al trabajar con diferentes clientes, es básico para no olvidar nada y saber que cumplo con todo.
  2. Dentro de cada día hay un apartado donde escribes tus 3 prioridades. Básico para enfocarte al máximo y no ir en piloto automático salvando marrones.

    Mi consejo es empezar con ellas y nada emails ni redes sociales hasta las 11:00 o cuando hagas el primer descanso.
  3. Además de la lista de To-do diaria, hay un pequeño horario. Utilízalo para medir y ser consciente del tiempo que inviertes en cada tarea.

    Si trabajas ofreciendo servicios tener una idea clara del tiempo que invertís en cada acción es básico.
  4. Te suena la sensación de terminar el día y pensar que no has hecho nada. Aquí hay un apartado para apuntar las cosas que haces y no estaban previstas. Seguro que si lo miras a las 8 de la tarde tienes claro que has hecho y MUCHO.

¿Conclusión? ¡Yo estoy feliz! Es verdad que si tienes un trabajo con pocas tareas o estás estudiando a lo mejor te resulta excesivo. Si has emprendido y tienes muchos clientes o varios frentes abiertos, será igual que de necesario que tu portátil.

¿Una petición? El diseño es precioso y de gran calidad, pero Belén para cuando una edición con fechas y anillas.

PD: ¿Más dudas? Ella misma al lanzarlo hizo un vídeo para explicar el método y darte 12 trucos para ser mucho más organizada. ¡Vale ORO!

Tu año en 12 semanas, ¡plan práctico!

Tu año en 12 semanas, ¡plan práctico!

Antes de cerrar 2019 os hable del libro de «Tu año en doce semanas«, un método simplemente genial para poner rumbo y fijar pequeñas metas que nos ayuden a crecer.

Con la llegada del año nuevo, lo he puesto en marcha y quiero ayudarte en esta ocasión, hablando paso a paso de cómo aplicar este método y conseguir 4 propósitos este 2020.

¿Cómo debe ser el reto que te propongas?

La ventaja de esa metodología es que puedes ponerte 4 retos en un año, sin procrastinar o aplazar tus metas. Los retos deben ser concretos y tangibles, no vale decir yo quiero vender más, si no cuanto más quieres vender en porcentaje.

También puedes elegir un reto que te ayude a crecer o ampliar el negocio como crear un infoproducto, poner el foco en Instagram este trimestre o empezar a mandar emails con una estrategia concreta.

Tu primer reto en 4 pasos

Lo normal al plantear algo es que vemos el conjunto completo y nos abruma, pero si ese fin lo divides en 4 verás como el objetivo se hace mucho más pequeño.

En mi caso concreto mi primer reto es cambiar algunas cosas de la web y crear tres nuevos productos que lleven mi negocio a otro nivel.

Paso 1: redactar los 3 productos, la ventajas y el copy que va a cambiar mi web.

Paso 2: hablar con alguien de diseño, reestructurar la web y dejarlo todo listo.

Paso 3: empezar con una rutina coherente de newsletter para comunicar este servicio y potenciar el blog.

Paso 4: buscar estrategia para comunicar todo en redes sociales.

Así visto seguro que ves mucho más sencillo que cada tres semanas lleve a cabo estos retos pequeños. Para ayudarte, pon fechas limites en un calendario y blindate algunas horas a la semana para llevarlo a cabo.

¿Me cuentas tu primer reto? ¡Planificate conmigo porque 2020 puede cambiarlo todo para siempre!

**Si tienes curiosidad por el libro, no está traducido, pero hay un podcast donde se explica todo muy bien.

Las lecciones de este 2019: APRENDER, PLANIFICAR Y ARRIESGAR

Las lecciones de este 2019: APRENDER, PLANIFICAR Y ARRIESGAR

El año que me puso del revés, está claro que para mi este año no ha sido una vuelta al sol más. Después de años de rutinas, horarios locos y querer llegar a todo sin llegar a nada, me tome las uvas pensando en que este año necesitaba un vuelco. 

En primavera deje mi trabajo y me lancé al mundo emprendimiento a lo grande, no he pasado tanto miedo en mi vida. 

¿El resultado? Soy más feliz, más segura y los planes se amontonan en modo de hojas en blanco que relleno con bocetos, ilusión e ideas.

A modo de pequeñas lecciones, este año he aprendido a saltar al vacío, a perder los miedos o saber convivir con ellos mejor, que la constancia es básica y que nunca se sabe lo suficiente. 

Precisamente, APRENDER casi podría ser el título de estos últimos 365 días. He hecho varios cursos, no he parado de escuchar podcast, leer libros y tener que ponerme freno para no comprar una formación al día. 

La planificación, también, ha sido otra de las grandes constantes de este año y mi propósito para 2020. Si estás sola en tu negocio, está claro que llega un momento en el que las horas tocan techo y no le puedes dedicar más tiempo al trabajo, a partir de ahí la organización y planificación son lo único que te va a salvar de morir de éxito. 

Por último, la lección más importante y la más complicada, arriesgar con las personas y con los proyectos. Algunos saldrán mal y hay gente que te va a decepcionar muchísimo, pero hay que seguir confiando y arriesgando todos los días. 

Resumiendo, mis tres lecciones de este año son la importancia de aprender (dedicar al menos una hora todos los días o un día a la semana para un nuevo curso, evento como Lidera-te.es o un reportaje), planificar semanalmente para no agobiarnos y fijar prioridades que te hagan avanzar en tu proyecto y arriesgar que el mundo esta lleno de oportunidades y gente buena. 

El blog cierra puertas hasta después de los reyes magos. Si quiero poner cordura y coherencia en todo lo dicho, necesito unos días para planificar mi primer trimestre de 2020.

¿Qué lecciones te ha traído el año que vamos a cerrar? ¿Qué te llevas de equipaje para 2020? 

Trabajar desde casa, la épica de emprender

Trabajar desde casa, la épica de emprender

Hoy en Madrid está lloviendo y la temperatura no va a superar los 10 grados, así que trabajar desde casa se te antojará como el paraíso.

No te voy a mentir, aunque abajo desarrollaré algunas normas básicas para no caer en el mundo del coletero y el chandal, ¡a mí me encanta!

Las ventajas de trabajar desde casa

Podría hablar de las ventajas económicas, del ahorro de tiempo en trayectos o de que siempre estás en casa cuando llegan los paquetes. Pero todo ello es secundario, la libertad de horarios es la absoluta ventaja de trabajar en tu hogar.

Con plena libertad y siendo dueña de tu tiempo, puedes ser más productiva, mover los horarios y tener más tiempo para ti. Incluso, bloquearte un día para hacer recados o para acudir a alguna masterclass.

Si tienes niños pequeños, como es mi caso, las ventajas se multiplican. Desde mi punto vista, solo con un horario tan libre se llega a una conciliación real.

4 normas básicas para no vivir en pijama

Después de la dosis de optimismo, vamos a ver algunas reglas básicas para no caer en el oscuro mundo del pijama y la ojera permanente.

Ponte un horario racional, en mi caso me levanto pronto porque sé que más allá de las 16:30 cuando salgan los peques del cole, no puedo ni quiero hacer nada.

Aunque puedes moverlo, dependiendo del día, marcarte unos horarios te creará una rutina y no acabarás trabajando de madrugada o procrastinando todo. Asimismo, intenta respetar las horas de desayuno o comida.

Vístete y arréglate un poco, el momento pijama y coletero a la larga pasa factura. Lógicamente, no vas a ponerte tacones, pero un vaquero y algo de colorete ayuda y motiva.

Mucho cuidado con los recados a diario y por la mañana, si sabes que tienes que salir a ciertas actividades no relacionadas con tu trabajo, agrupalas en un único día.

Sé que no es posible en todas las casas, pero si puedes destina una habitación a tu oficina. Nada de mover el portátil por toda la casa o trabajar en la cocina mientras haces la cena, ¡cero distracciones y mucho foco!

Busca una comunidad de mujeres que estén en tu situación. Sentirme más arropada y apoyada en mi situación, fue uno de los motores de arrancar Lidera.te.

Por último, aquí no está tu jefe par ponerte mala cara si coges el móvil y respondes WhatsApp o ves Instagram, pero plantéate rutinas fijas o serás la persona más dispersa del planeta.

En mi caso hasta las 12:30 ni miro email ni cojo el móvil, así puedo adelantar las tres tareas programadas del día y luego darme un descansito con té y chocolate.

¿Te gusta trabajar desde casa? ¿Crees que tiene más ventajas o desventajas?

El año de 12 semanas. Tu plan para 2020

El año de 12 semanas. Tu plan para 2020

Antes de nada tranquilidad, porque aún le quedan mucho días a este 2019 y puedes hacer un millón de cosas, pero también es el momento de fijar objetivos y metas para el próximo año. 

Pensar en doce meses es demasiado amplio y si planificas a largo plazo lo más seguro que es acabes procrastinando al no ver la fechas límites cerca. Para evitar caer en este círculo y acabar todos los días haciendo tareas secundarias, el libro de El año en 12 semanas plantea crear planes por escrito para aumentar tu productividad

De esta forma, se fijan 4 cierres anuales, con planes son más concisos y reales. A continuación, te cuento el método al detalle y algunos consejos. 

3 grandes metas para las 12 semanas

Al estar pensando en períodos de tiempo más cortos, debes fijar mejor las metas. En este caso, el libro plantea elegir solo 3 retos al trimestre. En mi caso, los he escrito atendiendo a estas tres categorías. 

  • La meta económica o cuanto quiere facturar en esas semanas. Así puedo evaluar si voy por el buen camino, si necesito modificar o crear alguna oferta extra para alcanzar objetivos.
  • La meta de mejora de mi negocio, aquí se trata de buscar una nueva acción que mejore tu negocio desde cambiar alguna sección de la web, poner el foco en alguna red social o implantar algún proceso nuevo. 
  • La mejora en mi calidad, desde formarme en algún aspecto para dar un mejor servicio hasta buscar proveedores nuevos si eres tienda on line. 

Planifica por semanas, no por días

Una vez que has fijado esas tres metas y las tienes escritas. Hay que bajarlas a lo concreto de forma práctica. Lo mejor es coger cada acción y dividirla en 6 pasos necesarios, para ponerla en marcha. 

Esta división se plasma en un calendario, con fechas concretas de entrega. Así vas a empezar a fijar metas semanales, que siempre son más realistas y fáciles de manejar que una diaria, donde pueden surgir imprevistos que echen a perder tu horario. 

Sigas este método o no, la planificación semanal es básica. Mi consejo es hacerla el viernes, así dejas la semana programada, las tareas apuntadas y te vas de fin de semana con la sensación de tener todo bajo control. 

Beneficios de planificar 2020 con este método

El libro (El años de 12 semanas), lógicamente, es mucho más extenso y tiene mil trucos más sobre cómo mejorar la producción. Pero yo voy a darte algunos de los beneficios más importantes de seguir el esquema anual de 12 semanas. 

  • Metas reales, con fechas concretas y pocas oportunidades de irlas dejando en el montón de pendientes.
  • Una visión más clara del estado de tu negocio y de cómo debes pivotar para mejorar.
  • Poner el foco en tres acciones concretas, no solo te hará más productiva. Si no que sabes hacia donde dirigir tus esfuerzos, por ejemplo haciendo solo cursos para mejorar en ese aspecto y no dispersando tu atención.
  • Poder agendar días completos a la revisión de tu negocio, en lugar de ir a salto de mata, dedicarte un día a ver tu negocio desde arriba, ajustar servicios, crear nuevos procesos que aligeren la carga de trabajo…
  • Tanto si vendes servicios como productos, este plan evita las prisas de última hora cuando el 40% de tus ingresos pueden depender del Black Friday o la Navidad. Este plan da claridad mental para saber si estás cumpliendo o no.
  • ¡Echa cuentas! A nivel anual te queda 1 semana libre por trimestre, la llamada semana 13. Si cumples pueden ser días de planificación, de ver cómo va todo y tomarte un merecido descanso.

* El libre fue recomendado por Diana Zuluaga en el primer evento de Lidera-te.es

Strikethru, organiza mejor tu día

Strikethru, organiza mejor tu día

¡Qué ganas tenía de llegar a este post y hablar un poco de Strikethru, un nuevo método de organización! Hace como tres meses, Pepa Cobos hablo de él en su podcast y yo he investigado un poco por su cuenta para adaptarlo mejor a mi rutina.

Aunque ningún método es efectivo al cien por cien y ser organizado cuesta mucho trabajo, a mi esta metodología me ha funcionado por varias razones.

Papel y lápiz, mente despejada

Sin lugar a dudas para mi es su GRAN PUNTO FUERTE. A la hora de escribir tareas pendientes, organizar el día o la semana yo soy de papel, he intentado un millón de veces probar Google Calendar y nunca me acaba de encajar como la agenda.

En este caso, vas a necesitar una agenda en blanco con las hojas enumeradas (puedes ponerles tú números pero es un poco lioso). En la primera parte de la agenda tienes que apuntar TODO.

Coge tu agenda y vuelca todo lo que anda por tu cabeza, desde comprar naranjas, ir al pediatra o entregar un trabajo a un cliente. Solo la sensación de paz de ver todo lo pendiente en papel ya merece la pena.

9 tareas al día, ni una más

Una vez que tienes las tareas volcadas, ya puedes empezar a agendarlas por días. Aunque el método no lo recomienda así, yo tengo dos libretas: una para apuntar todo según se me pasa por la cabeza o me surge alguna idea y, luego, la agenda al uso.

En esa agenda solo vas a poder poner 9 tareas al día y priorizarlas según importancia. Lo siento si aún piensas que eres súper woman, 9 tareas es más que suficiente para tener un día productivo y no morir por el camino.

Esas tareas según salgan del listado se van borrando. Yo normalmente coloco las tareas semanales y luego voy rellenando los huecos diarios.

Grandes proyectos, tareas cortas

Sin lugar a dudas, para mi ha sido la mejor enseñanza del método Strikethru. Si tienes tendencia a pensar mil cosas que te gustaría llevar a cabo en tu negocio, la única forma es pasar a la acción, pero siempre paso a paso.

Por ejemplo, imagina que quieres abrir un PODCAST. Si lo piensas en general, la pereza y la falta de tiempo siempre van a aparecer, pero si divides ese proyecto en pequeñas tareas y lo vas agendando poco a poco te aseguro que las sensación es muy distinta y en un par de meses lo puedes tener en el aire.

Una semana, dedícate a leer sobre el tema y fijar tu temática, otra investiga qué programa de edición de sonido es el mejor, la siguiente diseña tu carátula, luego mira si alguien puede ayudarte a crear una cabecera atractiva… Como ves este listado de mini tareas es mucho más accesible y realista, que solo proyectar el resultado final.

¿Os ha gustado este post? ¿Vais a probar el Strikehru para poner orden a vuestra vida?