Hace diez años (un poco más pero no quiero echarme tantos años) cuando entré en el mundo de los foros la gente decía que lo mejor de Internet era la gente que conocía, cómo se creaban vínculos… Un poco raro cuando no te tomas un café, no miras a los ojos o no das un abrazo.

Esa afirmación que parece un poco cursi, es CIERTA AL CIEN POR CIEN. Que levante la mano quién no se ha emocionado con algún post o ha terminado llorando a moco tendido con una buena foto en Instagram.

Mi milagro 2.0 se llama Inés, su blog Boho Deco Chic y una tienda llena de cosas preciosas que le roba las horas de sueño. No sé decir cuántos años llevo hablando con ella casi a diario, pero subirme a su locura ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

Así que poco a poco nos cogimos de la mano y llevamos cuatro años sin soltarnos. De hecho hablo más con ella que con mi madre :).

Su casa en Barcelona es conocida por todos, colores pasteles, pequeños DIY a los que siempre aporta su genialidad y fibras naturales. La combinación perfecta para todos los amantes del estilo nórdico



En su tienda podéis encontrar esas piezas que no van a cambiar tu casa de arriba a abajo, pero si le va a otorgar alma y personalidad. ¡Tengo sus cojines en todos los rincones de mi casa!

¡Los milagros en Internet existen y 
la gente maravillosa también!