Cualquier persona normal estaría contando días para vacaciones, buscando ratos para hacer la ameba o intentando darse el tinto de verano de botella malo… Pero a mi un ratito de planificación, es casi como irme de vacaciones. Aún recuerdo de pequeña, aprovechar julio para comprar los cuadernos y diseñar portadas en cada uno…

Aunque puede sonar a tarada, la clave está en sacar partido a julio para septiembre septiembre no te pase por encima.

Estadísticamente julio es un mes de parón, mucha gente se va, los niños no tienen cole  y nuestra actividad se reduce. Seguramente, habrás notado que tus últimas publicaciones en Instagram tienen menos interacción o que las visitas a tu blog han descendido de forma dramática.

A continuación, te voy a dar tres claves para que el séptimo mes del año sea más productivo y no te vayas de vacaciones con la sensación de tener todo a medias.

Haz balance de estos primeros meses

En mi caso, a nivel profesional, ha sido mi año más loco. Deje mi empleo de siempre y cada día intento que Mis30horas crezca… Aunque no he hecho el año completo, si puede ser un gran momento de hacer balance. Ver lo que has conseguido, lo que queda pendiente, qué proyectos has logrado sacar adelante y cuáles no.

No se trata de castigarte o ponerte una lista de 50 tareas para agobiarte la primera semana de septiembre. Si no de ser realista y, también, decirte todo lo bueno que has llevado a cabo.

En mi caso destacaría el arranque de la A a la Z con mi socia Davinia (aún estamos evolucionando pero me parece una victoria), empezar a trabajar con nuevas marcas como Cortinadecor y L´Bboutique y haber conseguido sacar adelante un nuevo post todos los miércoles.

Nuevas estrategias para septiembre

Sin lugar a dudas, para la mayoría de los mortales con septiembre llega la sensación de nuevo año, nuevas oportunidades y de inicio de todo. Así que plantéate cómo vas a volver, si es hora de cambiar algún servicio, retocar la web, darle caña a un nuevo branding o replantearte tu estragía de contenido si no tienes los frutos que te gustaría.

En definitiva, si ya has hecho balance toca tomar DECISIONES. En mi caso, gracias al curso de Escribir para Vender, estoy cambiando la parte de servicios de mi web y sigo ilusionándome, viendo cada vez más cerca, la idea de mi propio podcast. De hecho, este será mi gran reto para acabar el año.

En el capítulo de formación, también puede ser un buen mes para apuntarte a algún curso o planificar algo de cara al otoño, depende del tiempo que vayas a tener ahora disponible. En mi caso, el nuevo curso de Pineando que es Gerundio me parece una idea genial para empezar a sacarle partido a Pinterest y conseguir más tráfico.

Adelanta trabajo o al menos cierra proyectos

Tener en la cabeza mil cosas a medias es lo más improductivo de mundo y la mejor excusa para no lograr desconectar del todo nunca. Por eso déjate una semana antes de vacaciones sin tareas, esos días dedícalos a concluir marrones, cerrar trabajos y entregar todo.

Si consigues adelantar el contenido del blog de la primera semana de septiembre o planificar un poco Instagram, volverás con más calma y no con la sensación de no llegar a nada desde el minuto cero.

Contadme cómo os estáis tomando este mes de julio, ¿tranquilas o a tope de planes?