1. No dejar que la vida me pase por encima, no he sido consciente de 2018. Se me ha pasado volando y no he disfrutado de muchas cosas. ¡Ains las prisas!
2. Seguir cuidándome un poco, solo voy a zumba una vez a la semana, pero no perdamos el ritmo. 
3. No gritar tanto a los pollos, este propósito es menos real que el de salir a correr, pero yo lo dejo escrito. 
4. Intentar leer un poco más y que Instagram no me atrape por las noches antes de irme a dormir.
5. Intentar moderarme un poco más y no ser tan ansia viva, de verdad como algo me dé vueltas no se dejar pasar el tiempo ni reposar las decisiones.
6. En lo laboral, voy postergando algunos asuntos hasta el infinito, a ver este año como estamos de valor. 
7. Ver un capitulo al completo alguna serie. De verdad, es llegar las  9:30 sentarme en el sofá con el amore y morir en vida.  
8. Seguir actualizando el blog todas las semanas, siempre me ha gustado escribir y poco a poco voy perdiendo la vergüenza de hablar sobre mi vida. 
9. SER FELIZ Y COMERME A BESOS A LOS POLLOS.