Este año por primera vez me he estrenado en la vuelta al cole como mamá de dos… Así que una vez más me he tragado mis palabras enteritas. Si antes decía aquello de que exageradas son, si solo es comprar dos libros y unos lapices, ahora reconozco que casi muero en el intento.




Almuerzos diferentes, extraescolares, cambiar los uniformes dependiendo del día, forro del infierno para siete libros… Tengo la cabeza al borde del colapso. 

Aunque supongo que estas semanas de agotamiento se repetirán cada año (la adaptación es el infierno en la tierra), si he conseguido organizarme mucho mejor y crear mi propia pared de organización en casa. 





¿Qué es eso? Pinterest, a parte de hacernos soñar con vivir en ciudades con nombres tan complicados como Gotemburgo, nos da ideas geniales para planificarnos mejor, solo hace falta un poco de voluntad. 

Como su nombre indica, una pared de organizador cuenta con todo lo necesario para tener la familia controlada, sin morir en el intento. Aunque cada uno lo puede adaptar a sus necesidades, considero básico… 




1. Un calendario grande para apuntar citas, reuniones, cumpleaños… 
2. Un par de cestas para dejar las cartas, papeles varios y todo lo que no nos gusta ver por medio. 
3. Una pizarra grande donde poner el menú semanal, algún recordatorio importante o la lista de la compra. 
3. Si ya hay espacio para un perchero donde dejar mochilas y cazadoras, pues ya lloramos de la alegría. 

En mi caso lo he puesto en el sótano de la casa, justo al salir del coche podemos dejarlo todo y verlo bien. Pero creo que es una idea que se puede adaptar muy bien a la cocina o al recibidor. 

Todas estas imágenes y más en mi muro de PInterst 🙂