¡Qué ganas tenía de llegar a este post y hablar un poco de Strikethru, un nuevo método de organización! Hace como tres meses, Pepa Cobos hablo de él en su podcast y yo he investigado un poco por su cuenta para adaptarlo mejor a mi rutina.

Aunque ningún método es efectivo al cien por cien y ser organizado cuesta mucho trabajo, a mi esta metodología me ha funcionado por varias razones.

Papel y lápiz, mente despejada

Sin lugar a dudas para mi es su GRAN PUNTO FUERTE. A la hora de escribir tareas pendientes, organizar el día o la semana yo soy de papel, he intentado un millón de veces probar Google Calendar y nunca me acaba de encajar como la agenda.

En este caso, vas a necesitar una agenda en blanco con las hojas enumeradas (puedes ponerles tú números pero es un poco lioso). En la primera parte de la agenda tienes que apuntar TODO.

Coge tu agenda y vuelca todo lo que anda por tu cabeza, desde comprar naranjas, ir al pediatra o entregar un trabajo a un cliente. Solo la sensación de paz de ver todo lo pendiente en papel ya merece la pena.

9 tareas al día, ni una más

Una vez que tienes las tareas volcadas, ya puedes empezar a agendarlas por días. Aunque el método no lo recomienda así, yo tengo dos libretas: una para apuntar todo según se me pasa por la cabeza o me surge alguna idea y, luego, la agenda al uso.

En esa agenda solo vas a poder poner 9 tareas al día y priorizarlas según importancia. Lo siento si aún piensas que eres súper woman, 9 tareas es más que suficiente para tener un día productivo y no morir por el camino.

Esas tareas según salgan del listado se van borrando. Yo normalmente coloco las tareas semanales y luego voy rellenando los huecos diarios.

Grandes proyectos, tareas cortas

Sin lugar a dudas, para mi ha sido la mejor enseñanza del método Strikethru. Si tienes tendencia a pensar mil cosas que te gustaría llevar a cabo en tu negocio, la única forma es pasar a la acción, pero siempre paso a paso.

Por ejemplo, imagina que quieres abrir un PODCAST. Si lo piensas en general, la pereza y la falta de tiempo siempre van a aparecer, pero si divides ese proyecto en pequeñas tareas y lo vas agendando poco a poco te aseguro que las sensación es muy distinta y en un par de meses lo puedes tener en el aire.

Una semana, dedícate a leer sobre el tema y fijar tu temática, otra investiga qué programa de edición de sonido es el mejor, la siguiente diseña tu carátula, luego mira si alguien puede ayudarte a crear una cabecera atractiva… Como ves este listado de mini tareas es mucho más accesible y realista, que solo proyectar el resultado final.

¿Os ha gustado este post? ¿Vais a probar el Strikehru para poner orden a vuestra vida?