Al arrancar el mes estaba dando vueltas a qué tema tratar en Instagram. Por un lado, los rumores de cambios en el algoritmo, black friday ya está en el horizonte o ideas para generar mejor plantillas en Canva y ahorrar tiempo… La realidad es que aunque ese contenido es muy útil, a veces, se falla en lo más básico, LA BIO.

Te cuento paso a paso lo que debes analizar en tu bio y cambiar, para mostrar de forma más clara y directa cuál es tu negocio y cómo puedes ayudar a tus clientes. ¿Manos a la obra?

Mejora la bio, ¡cuidado con la foto!

El primer paso debe ser cuidar la foto de la bio y conseguir que destaque por encima de las mil fotos que cualquiera va a encontrar al hacer una búsqueda. La foto de perfil siempre es pequeña, así que mejor que sea tu rostro o medio cuerpo, pero evitando mucho detalle que no va a salir.

Al mismo tiempo, sería ideal que estuvieras mirando directamente a la cara de tu cliente (genera confianza) y que tuviera los colores de marca. De esta forma, a largo plazo, consigues ser recordada de forma más sencilla.

Mi opinión es que no la cambies mucho, puesto que buscas estar en el famoso top of mind y es una forma fácil de que anclen tu marca con tu rostro.

Nombre de usuario y palabra clave en la bio de Instagram

Mucho cuidado porque no es lo mismo y aquí es donde está uno de los grandes errores a la hora de potenciar la marca. El nombre de usuario es como te llamas tú o el nombre de tu proyecto, pero la palabra clave (la primera frase de la bio que sale en negrita), no puede ser la misma.

Aquí estamos hablando de poner las palabras por las que te va a buscar tu audiencia, es decir, hay que ser concretos y decir tu rama: peluquería, tienda online de joyas, marketing digital… En el caso de servicios, escribe tu nombre para generar más confianza.

Un error común es repetir el nombre de la marca, nadie nos va a buscar a no ser que seamos Coca Cola y poner una dirección o ciudad. Esto solo sería recomendable para negocios locales.

Llamadas a la acción y mucho verbo

En el resto debes poner el máximo de información en 160 carácteres. Antes de que te agobies te contaré que lo idea es que pongas a lo que te dedicas y el público al que ayudas, dos conceptos sencillos para que todo el mundo de un vistazo sepa si es para él o no.

Para ponerlo de forma más atractiva puedes utilizar verbos de acción, hashtag y algún emoticono que rompa con la monotonía. Lo ideal sería que también hubiera alguna palabra clave de tu sector, para facilitar el posicionamiento dentro de la app.

Aquí apuntar que no suele servir de mucho indicar el email, puesto que tendríamos que memorizarlo para poder usarlo.

Enlaces, ¡no pierdas la oportunidad!

Por último, el enlace final es la mejor oportunidad para que todo el mundo nos conozca y llegue a nuestra página web. En primer lugar, además de poner el propio enlace, añade una llamada a la acción como pincha aquí, más información…

Un truco de copy es buscar una pregunta que se responda con el enlace. Por ejemplo: ¿quieres empezar a comer mejor? en el caso de que seas nutricionista o ¿tienes claro donde irás de vacaciones? en caso de una agencia de viajes.

Son ejemplos sencillos, pero espero que te ayuden a ver las posibilidades de esta última pregunta. Por último, el propio enlace es mejor que sea un pequeño índice con tus servicios principales, última entrada del blog y contacto directo. Si sabes un poco de diseño puedes crear una web propia o recurrir a aplicaciones como Linktree que lo consiguen de forma sencilla.

Si necesitas ayuda con tus redes o que alguien le ponga un poco de foco a tu estrategia, escribeme a hola@mis30horas.com o echa un vistazo a mi servicio de asesoría.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio