Si te dedicas al ámbito de los servicios o la formación en Internet, seguro que te cuesta muchísimo definir tus servicios y explicar bien qué ofreces. El copywriter puede echarte una mano.

Si estás pensando en cambiar algún servicio o notas que la web no muestra todo tu valor, te doy 5 consejos sencillos que puedes poner en práctica hoy mismo.

¿Le damos un giro a tu propuesta? Sigue leyendo.

La sencillez es la clave del copywriter

Lo ideal es ofrecer paquetes cerrados de servicios, entre tres y cinco, para que la gente vea claramente qué ofreces y que no.

A veces, sobre todo en los inicios, somos muy ambiguos o creamos mil servicios con el fin de contentar a todo el mundo. ¡Error! Mejor 3 paquetes claros y son escalables mejor (es decir cada uno tiene un plus sobre el anterior).

Hiperespecialización, ¡no vas a gustar a todos!

Es una de las bases de un buen texto copy, que más me ha costado llevar a termino. Es imposible que tú sola vayas a dar servicio al mundo entero, así que especialízate en un nicho concreto y sé la mejor en ese ámbito.

Acciones medibles a corto y medio plazo

Lo ideal es que el servicio ofrezca algunas promesas o cambios en el corto y medio plazo. Además, dichas promesas deben ser medibles y lo más tangibles posibles.

Por ejemplo incluir plazos concretos, número de sesiones… ¿Un ejemplo? Si ofreces servicios de asesora de imagen , es decirle que desde el primer día notará cambios en su armario y que pasadas unas semanas no tendrá dudas por la mañana a la hora de elegir qué se va a poner.

Habla de tu cliente, tú no importas

En el apartado de servicios a tus potenciales clientes no les interesa si has estudiado un master, te gusta la comida tailandesa o soñabas con emprender.

En esta parte de web tienes que ser conciso, directo y hablar en todo momento de cómo vas a solucionar su problema. En el copywriter tú nunca serás el héroe, ¡tú su herramienta para que tu cliente gane!

Refleja el cambio

El texto debe reflejar y mostrar claramente el cambio que van a experimentar tus clientes si te contratan.

Por ejemplo si eres nutricionista, tus clientes deben saber que si traban contigo van a tener más energía, sentirse mejor y mejorar su alimentación para tener una vida más saludable. De igual modo, es muy interesante que también le cuentes que va a pasar si no te contratan.

¿Te ha gustado este post? Déjame un comentario y dime si te he ayudado a plantearte mejor tus servicios, por supuesto, si necesitas más ayuda ya sabes dónde estoy.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio