Taller en vivo: Tu plan de contenidos no nace en redes

Taller en vivo: Tu plan de contenidos no nace en redes

¿Dónde nace tu plan de contenidos? El primer gran error que solemos cometer es pensar que ese plan solo es poner fechas, temas y tener el calendario actualizado.

Sin lugar a dudas, todas estas acciones son muy necesarias, pero debes tener muy claro dónde se va a crear el contenido, porque ahí están los cimientos de tu estrategia.

El próximo 20 de mayo a las 11:00 en punto voy a impartir un taller para hablar de por qué tu contenido nunca debería nacer en las redes. Para entrar, solo tienes que comprar mi libro ¿Atrapada en tus redes? y tendrás formación gratis todos los meses.

¿Qué vamos a trabajar en el taller?

  1. Necesitamos contenidos, que no te engañen, no puedes vivir sin Instagram, sin redes o sin mostrar lo que haces. Sin obsesiones, entendiendo que es una vía más para darte a conocer y poniendo toda tu atención en resolver los problemas de tu cliente.

    Si te perciben como una marca útil, será mucho más sencillo que decidan comprarte, respetarte o seguirte.

  2. ¿Dónde creas ese contenido? En el libro “¿Atrapada en tus redes?” hay un pequeño test para saber cuáles son tus fortalezas y en qué formato te vas a sentir más cómoda.

    Aunque ahora hay un auténtico boom con el podcast y es un formato perfecto para las marcas personales, valora si eres más de escribir, si te sientes cómoda en vídeo… De nuevo, lo importante es elegir bien las temáticas y ser constante.

    No solo te van a conocer a través del contenido que generes, sino que trabajas la empatía, el storytelling y será la piedra angular de tus redes y email marketing.
  3. Una vez que has comenzado a generar contenido, llega el momento de pensar cómo le vas a sacar todo el partido. Anúncialo en redes, utiliza email marketing, recíclalo y no temas a repetir tu mensaje.

  4. ¿Algo más? Como siempre, hablaré de planificación, de bloques de tiempo y de cómo conseguir que la creación de contenido no se lleve más del 20 % de tu jornada laboral. De otra forma, no es sostenible y acabarás quemada en el proceso.

¿Cómo puedo apuntarme al taller “El plan de contenidos, nunca, nace en redes”?

Si te apetece venirte, mejorar tu estrategia y verlo todo con más claridad, solo tienes que comprar mi libro ¿Atrapada en tus redes? Te espero el próximo 20 de mayo a las 11:00 en punto.

Estrategias de marketing de contenidos

Estrategias de marketing de contenidos

Soy la primera que hablo en bucle de la importancia de las estrategias de marketing de contenidos para emprendedoras, una forma de comunicarte con tus clientes, aportándoles valor y cuidándolos. Para vender, el primer pilar es que confíen en ti y te reconozcan como experta en tu materia.

Alcanzar este objetivo no tiene por qué traducirse en gastar cientos de euros en Facebook ADS. De hecho, invertir en publicidad sin unos cimientos es como manejar un coche a 200 kilómetros por hora sin saber conducir. Por este motivo, si entre tus objetivos está ganar visibilidad este año, vamos a ver 4 estrategias de marketing de contenidos que no pasan por llenar la hucha de Zuckerberg.

(más…)
Crea una rutina PARA MEJORAR TU CONTENIDO EN REDES

Crea una rutina PARA MEJORAR TU CONTENIDO EN REDES

Generar y compartir un buen contenido es la base del marketing de contenidos. El primer paso para que la gente te encuentre, disfrute con él y se quede a ver qué le cuentas.

En las asesorías, suelo encontrarme el mismo problema: “¿Qué es un buen contenido?”, “¿Qué podría poner?”. Y mi favorito… “¿Pero eso no lo sabe la gente?”. ¡Pues no!

A continuación, voy a compartirte cómo crear una rutina para mejorar el contenido, seguir aprendiendo y sorprender a tus clientes. ¿Te apuntas? Te prometo que no solo son consejos sencillos, sino que lo vas a disfrutar.

¡Buscar nuevos temas! Tu ratito de paz

Posicionarte mejor en tu nicho y ser referente está íntimamente ligado a formarte. Busca, hoy mismo, fuentes, referentes de tu sector y medios para continuar aprendiendo.

Mi consejo es que te marques una hora a la semana para leer las newsletters, ver vídeos de Instagram o seguir a agencias de comunicación. De esta forma, verás mejor las tendencias de tu mercado, saber qué están haciendo marcas afines a ti.

En mi caso, dedico dos horas los viernes para leer todo lo que ha llegado al correo, sigo agencias y leo sobre marketing. Todo con un café rico.

Un Excel donde tomar apuntes de todo

Siempre debes tener un documento abierto en el móvil y en el ordenador. Ahí vas a apuntar todo lo que se te ocurre, temas que ves y te generan interés o ideas que deben ser desarrolladas.

Este documento, por un lado, te pondrá muy fácil elegir nuevas temáticas, crear un calendario de contenidos y mejorar lo que cuentas.

Por otro lado, tener ese documento te ayuda a no tener que recordar reportajes o que se te olvide ese artículo que viste o ese dato que ilustra una razón de compra.

Sigue, lee y habla con tu cliente

Las redes sociales son tu escaparate, así que nunca pierdas de vista lo que dice la gente al verte. ¿Qué impresión generas? ¿Qué frases siempre repiten tus seguidores? ¿Hay preguntas claves de las que puedes desarrollar un buen contenido?

Evalúa a las personas que te han comprado

No es negociable. Cuando termines un servicio o mandes un producto, tienes que conseguir que tu cliente te diga por qué te ha elegido a ti, cómo te conoció, si le ha gustado todo y qué aspectos debes mejorar para que tu servicio sea perfecto.

Espero que esta pequeña rutina te ayude a tener siempre temas, buscar nuevas fuentes y seguir creciendo junto a tu empresa.

5 recursos para usar las redes sociales a tu favor

5 recursos para usar las redes sociales a tu favor

Cada diez minutos, giramos el cuello y miramos la pantalla… en busca de notificaciones, mensajes o nuevos likes. El móvil se ha convertido en una prolongación de nuestras manos y las redes sociales, en gran parte, son las responsables de esta dependencia.

Sin embargo, la clave está en manejar las redes a tu favor. Coger lo bueno, administrar tu tiempo y, siempre, tener claro el porqué de tu acción. A continuación, te doy cinco recursos para renovar tu relación con ellas. ¿Empezamos?

1. Adiós a las notificaciones. Imprescindible para empezar a cosechar una buena relación con las redes, eres tú la que decide cuándo dedicas tu tiempo.

2. Marca tiempos límite para el uso de redes y móviles. Mucho más si están relacionadas con tu trabajo, como imagino que será tu caso. Busca espacios donde el móvil no esté ni cerca.

En mi caso, a partir de las 19:00, el móvil se aparca en el recibidor de casa y no miro nada más hasta las 7 del día siguiente.

3. Dentro del horario de trabajo, también debes fijar límites. Si trabajas, puedes marcarte dos horas para mirar las redes, ver si todo está subido, actualizar stories y cerrar.

Aquí es donde el síndrome FOMO gana fuerza. No gestionas una central nuclear, cualquier persona puede esperar dos o tres horas a tener una respuesta, un like en su comentario o cualquier interacción.

4. ¡Planificación! Sin lugar a dudas, la piedra angular del buen uso de redes. Siéntate una vez al mes, mira qué temas tienes que tratar, qué vas a querer publicar y empieza a programar todo.

Si lo tienes planificado y programado, no tienes la excusa de tener que entrar continuamente a ver cosas.

5. Las redes, para conocer nuevas culturas, entretenerte y pasar un buen rato, pero sin perder el norte. Con el buen uso de las redes no quiero negar su papel para entretenerte, pero mucho cuidado con pasar la vida viendo cómo se decora la pared, se hace el pan sin gluten o a María Pombo tomando el sol.

Entrar en redes debe tener un porqué claro. Si te cuesta controlar el tiempo que miras reels o buscas en Pinterest, ponte alarmas y ten muy claro cuando solo entras para pasar un ratito.

Nunca me cansaré de repetirlo: las redes son la mejor herramienta para dar a conocer nuestra voz, emprender o conocer a personas maravillosas. Solo debemos hacerlo desde la responsabilidad y siendo conscientes de dónde perdemos nuestro tiempo.

¿Te imaginas conocer tu porqué? Simon Sinek

¿Te imaginas conocer tu porqué? Simon Sinek

Siempre he tenido suerte con los profesores, sobre todo, en el instituto. Recuerdo a Esther, mi profe de Historia y Arte, que decía que todo se resumía en pensar qué te gustaría que pasara cuando, dentro de diez años, sonara el despertador.

Aunque el tema del propósito está un poco manido, sí creo que es importante tener una meta y preguntarte si vas por el camino correcto. En esta estela de pensamiento, llega uno de los libros que siempre recomiendo: Empieza con el porqué, de Simon Sinek.

Él postula que, para marcar la diferencia con tu marca, debes tener claro y comunicar el porqué, sin detenerte en el cómo o en el qué. Esta teoría la recojo en el libro ¿Atrapada en tus redes?, donde defiendo que, antes de tocar una tecla, sepas por qué estás aquí y cómo vas a comunicar lo que te hace levantarte de la cama cada mañana.

El círculo dorado: por qué hay gente que se convierte en líder

Ser líder, activar la acción en otras personas, provocar cambios… ¿Por qué algunas personas consiguen enamorarte y otras te aburren? Simon Sinek, escritor y motivador inglés, planteó en una charla TED por qué algunos líderes generan acción. Esta charla, que te comparto a continuación, es la tercera más vista de la historia, con 25 millones de visualizaciones.

¿Te ha gustado? Si no te apetece verla, voy a explicarte por qué creo que es el mejor ejercicio que puedes hacer al emprender, al evaluar tu negocio o al fijar a quién vas a hablar en tu comunicación.

Nos quedamos siempre en el qué y en el cómo…

Analizando mensajes en redes sociales, es fácil ver cómo la mayoría de las empresas comparten cuestiones como la calidad del producto, tiempos de entrega, origen de la materia prima o proceso de producción. Lo siento, parto de la idea de que tu servicio o producto es excelente, ahora tienes que contarme por qué lo necesito en mi vida.

Aunque Simon Sinek siempre recurre a empresas como Apple y Steve Jobs para ilustrar su teoría, yo puedo bajarlo a tierra con ejemplos más próximos, como Charuca. Entra en su perfil de Instagram y cuéntame cuántas veces ella habla de las hojas de la agenda, el gramaje del papel o qué tinta se usa en la portada… Si te quedas en estas dos esferas, solo vas a competir por precio.

En el porqué está la clave de todo

El porqué es la esencia del negocio, no es un objeto o un servicio concreto… ¡Es un valor intrínseco a tu persona que se podría reflejar en cualquier iniciativa! Simon Sinek, en su libro, Empieza con el por qué, marca cómo Steve Jobs busca desafiar lo establecido y ese mensaje es lo que él vende. En consecuencia, Apple vende teléfonos, ordenadores, reproductores de música…

Si encuentras tu paraguas o tu porqué no tendrás que pensar en crear nuevas cuentas para cada servicio o producto. De hecho, él habla de cómo esta idea es la que llega a tu cerebro reptiliano (el encargado de tomar decisiones) y le seduce. Luego, el neurocórtex solo va a buscar excusas. Si vuelvo al ejemplo de Charuca, aquí se juega con empoderamiento femenino. Una vez que eres seducida por este valor, tu neurocórtex justifica pagar 50 euros por una agenda.

¿Tienes claro tu porqué? ¿Sabes cuál es esa misión que engloba todo tu trabajo? Estos días de vacaciones reflexiona y piensa sobre ello, es la herramienta más potente que puedes tener para vender y crear comunidad; de hecho, en mis asesorías de Atrapada en tus redes siempre es el punto de partida.

Sesgos cognitivos y marketing de contenidos

Sesgos cognitivos y marketing de contenidos

¿Cómo puedo mejorar mi contenido? Los sesgos cognitivos son una herramienta clave en el marketing de contenidos. Gracias a ellos conoces mejor cómo actúa, compra, piensa y se comporta en público tu cliente. Recuerda que la primera regla es ponerte en los zapatos de tu cliente… ¿Qué le frena? ¿Dónde está su motivación? ¿Qué ha pasado antes de llegar a ti?

Entender los sesgos es asomarnos un poco a nuestro ADN como sociedad. Imposible generar debates y persuadir sin tener claro qué marca como objetivos, por qué lo hace y qué mecanismos le motivan a sacar la tarjeta de crédito.

Hoy solo voy a hacer un minirresumen de los tipos de sesgos y cómo usarlos a nuestro favor. Toda la información está recogida en el libro “Somos lo que nos contamos”, una joya de Óscar Vilarroya que se merece un post, una lectura y una revisión constante.

El libro aborda los sesgos cognitivos que repites en tu día a día y motivan tus compras, tu forma de ser, de opinar y de consumir. ¿Quieres saber qué teclas son?

Dónde va la gente…

Recuerdas a tu madre diciéndote aquello de “¿si tu amiga se tira por un puente…?”. Siento deciros que el 80 % de la población iría detrás de ella sin pensarlo demasiado.

Este sesgo habla de cómo imitamos conductas y seguimos a determinadas personas para sentirnos mejor. Es la base del marketing de influencia.

Sesgo de proyección

Tu cliente no piensa que es el más listo del mundo, pero sí considera que la mayoría de la gente piensa igual que él. Solemos intentar unificar opiniones, mucho más en redes, donde tendemos a construir miniburbujas.

Aquí, los contenidos que preguntan, generan debate y marcan valores claves de la marca generan sensación de unión y pertenencia.

Sesgo de confirmación

Muy relacionado con el anterior, buscamos siempre la validación constante. Consumes más una marca que te dé una palmada en la espalda que una que choque con tu esquema de valores.

Sesgo de negatividad

En la universidad, en Historia del Periodismo, te cuentan algunos proyectos que intentaron crear diarios de noticias felices. El resultado siempre fue un fracaso.

Atender a lo negativo es un mecanismo de supervivencia de la especie humana. Imagina hace miles de años, era mucho más inteligente escuchar al que gritaba que venía un león que al que nos contaba que, por fin, había nuevas flores en la pradera.

¿Esto significa que hay que meter miedo o convertirnos en vendedores de alarma? ¡No! Escucha a tu cliente y mira sus puntos de dolor, pequeñas palancas que debes usar para inclinar la balanza a tu favor.

Sesgo de selección observacional

Mil veces has pensado que todas las mujeres se han quedado embarazada a la vez que tú, que todo el mundo se mete en reformas o están emprendiendo… De nuevo, pones el foco en lo que a ti te interesa y lo haces regla universal.

Sesgo de efecto de ajuste

Uno de los sesgos más importantes a la hora de poner precio a los servicios o productos. Se trata de cómo racionalizamos una compra y tendemos a elegir el precio medio.

Este juego con el dinero se ve claramente en una carta de restaurante. A veces, algunos platos tienen precios hinchados para que otros te parezcan razonables en comparación.

Si vendes servicios tienes que jugar con precios de pequeño a mayor, sabiendo que los intervalos medios se venderán más y, dependiendo de dónde estén, animarán la compra en un sentido u otro.

Antes de terminar, aclaro que, en el libro, se habla de otros sesgos y se explica todo con más profundidad. Os animo a leer Somos lo que nos contamos, de Óscar Vilarroya.