fbpx

Estos días, aunque es complicado mantener la concentración, es más que positivo que adoptes pequeñas medidas en tu negocio. Si has tenido que cerrar por completo, es el momento de darle un giro a la tu página web o dar el salto al mundo digital.

Si vas a renovar o mejorar a tu web o tu tienda on line, seguro que estás echando un vistazo a la página de sobre mi. Paradójicamente, el texto que debe hablar de ti va a ser el que más te cueste sacar adelante.

¿Existe una fórmula mágica para redactar?

En Internet hay varias plantillas, que si bien te pueden ayudar a definir unas líneas generales, no son la solución. Esta página es la mejor oportunidad para mostrarte como autoridad en tu nicho de mercado y crear una mayor empatía con tus seguidores o clientes.

Ambas cuestiones son de vital importancia, pero la finalidad es mostrarte como la herramienta o apoyo, que tu cliente necesita. Es decir, nada de contar tu carrera, año de nacimiento o master en Estados Unidos. Todo el mensaje se enfoca en demostrar que le vas a ayudar, no para que conozca el nombre de tu profesora de guardería.

5 tips extra para crear un texto persuasivo

  • Aporta información personal sobre tu vida que te ayude a conectar con tu cliente ideal. ¿Un ejemplo? Si trabajas con emprendedoras habla en femenino, cuenta si eres mamá o si elegiste emprender para tener más libertad y viajar.

    Casi siempre tu cliente ideal tiene mucho que ver contigo. Capta esos puntos y ponlos en tu sobre mi. Aquí si hay referencias generacionales suele ser muy efectivo, por que consigue que la identificación sea instantánea.

    ¿Qué os transmite más? Saber que nací en 1984 o que compraba regalices, jugaba a la goma y escondía la BRAVO en la carpeta.
  • La misión de esta landing es generar confianza, que tu potencial cliente sienta empatía y decida quedarse o seguirte en redes sociales. Por eso es fundamental, que agregues botones a tus redes sociales o redirijas el tráfico a tu página de servicios o tienda.
  • ¿Una web sobre mi y yo no soy protagonista? ¡Exacto! Te aconsejo que seas breve, demuestra que entiendes el problema de tu cliente y, sobre todo, que tú eres la herramienta para que él lo solucione.
  • Aquí debe estar marcado a fuego tu propósito. La razón por la que emprendiste, por qué te apasiona lo que haces o a quién buscas ayudar. Por supuesto, aunque no sea texto aquí una foto mirando directa a cámara es obligatoria.
  • ¿Un último consejo? Sé concreto y ve directa al detalle, si te digo que me gusta escribir con boli y comer croquetas, tengo mil veces más opciones de impactarte que si te cuento que soy licenciada en periodismo.

Si te ha gustado, echa un vistazo a mis consejos para mejorar tu página de servicios y si tienes cualquier duda será un placer echarte una mano 😉