Polos de limón, solete y extra de planificación

Polos de limón, solete y extra de planificación

Oficialmente, ya estamos en verano, una de las estaciones que más tendemos a idealizar y que peores cifras de facturación nos deja. En el mundo digital, con el fin de los colegios y las siestas a 40 grados, todo se ralentiza y las ganas de formarnos e invertir en servicios se apagan hasta septiembre.

Con este contexto y con las ganas de meter los pies en el agüita fresca, toca hacer balance del primer semestre del año (sí, nos hemos comido la mitad de 2022) y establecer la hoja de ruta para el último cuatrimestre.

¿Qué debemos analizar de nuestros primeros seis meses?

Al igual que deberías hacer con la parte económica de tu negocio, en la parte de contenidos también hay que analizar y hacer balance. Julio es un mes perfecto de reposo y repaso.

¿Qué contenidos me han funcionado mejor? No te dejes llevar por los nuevos cambios del algoritmo que nos han machado a todos, busca qué temas han gustado más, generan más interacción o son más demandados por tu comunidad.

Si has hecho directos, repasa las visualizaciones y si alguna destaca más que otras. Por supuesto, tu contenido (ese que no está en redes) también debe ser analizado para establecer el plan de acción.

Mira qué temas gustaron más, qué emails tienen más aperturas o cuándo te llegaron más clientes. Con todos estos datos, habrá que empezar septiembre. Al crear el calendario de contenidos y tener todo más controlado, puedes optimizar tu contenido y hacerlo cada vez más atractivo.

La eterna pregunta, ¿si paro en verano se olvidarán de mí?

Lo siento, no eres tan importante, la gente no está pendiente de lo que haces, ni de lo que dices, mucho menos ahora que el algoritmo posiblemente te haya lanzado al olvido.

En verano, puedes desaparecer, yo lo hago todo agosto sin ningún remordimiento y este será el último post del blog hasta septiembre. Es infinitamente más productivo parar para hacer balance, armar una estrategia de contenidos para el otoño y mejorar algunos puntos concretos del negocio que instalarte en la necesidad de publicar para que Instagram no vea que le has abandonado.

Tu plan de contenidos, 10 preguntas para septiembre

Tu plan de contenidos, 10 preguntas para septiembre

Junio es un mes complicado. Los días son eternos, el calor te aplasta y tu mente solo percibe lo cerca que estás de bañarte en la piscina.

Si tu negocio no es estacional, te acercas a los meses menos productivos del año. ¿El problema? Que justo después llega septiembre y su cúmulo de nuevas promesas, propósitos y acciones a los que plantar cara al final del año.

Si te sientes bloqueda con tu plan de contenidos y sientes que vas todo el rato con la lengua fuera, apagando fuegos, relájate porque te traigo 10 preguntas que deberías tener claras antes de apagar el ordenador.

Lo primero, hacer balance y no solo en números

El plan de contenidos debe ser evaluado y revisado con cierta frecuencia, no se trata de plasmar ideas semana tras semanas, sino ver otras cuestiones…

  1. ¿Has cumplido los objetivos que te marcaste en enero?
  2. ¿Qué temas han funcionado mejor o han conectado más con tu comunidad?
  3. ¿Tienes energía para continuar en verano o vas a frenar para preparar bien la vuelta?

¿Cómo se plantea el otoño?

Septiembre siempre nos engaña y si no lo planeas entre junio y julio, cuando te quieras dar cuenta estarás agobiada y en octubre. Lanzamientos, news, nuevos temas o un podcast que va a ver la luz a la vuelta de verano. ¡Todo debe quedar anclado ahora!

4. ¿Qué fechas son clave para tu negocio y van a pasar en el último cuatrimestre? ¿Navidad? ¿Black Friday?

5. ¿Necesitas facturar más o tomar alguna decisión importante?

6. Si voy a lanzar algo a la vuelta, ¿qué tiempos necesito? ¿Qué puedo dejar programado?

7. ¿Nuevas tendencias a la vista? ¿Qué está buscando mi cliente?

Entramos en redes…

8. ¿Dónde va a continuar mi contenido perdurable? ¿Blog? ¿Podcast?

9. ¿Qué contenidos perdurables tengo para reciclar en los próximos meses?

10. ¿Qué mejora (solo una) voy a implementar en mi estrategia?

Tu plan de contenidos para septiembre

Si quieres trabajar estas preguntas en profundidad, mi grupo de PLAN DE CONTENIDOS abre puertas hasta el 22 de junio. Tu oportunidad de entrar, anclar la estrategia del segundo semestre y poner orden en tus redes.

Si te apetece entrar, mándame un email a hola@mis30horas.com y evalúo si estás lista para entrar.

Tu plan de contenidos para 2022

Tu plan de contenidos para 2022

Aunque pueda parecerte que diciembre es un mes con 31 días y cada día tiene 24 horas, ten mucho cuidado, por qué estamos hablando de un mes trampa. Entre fiestas, compromisos y resacas el mes se reduce a poco más de 15 días productivos.

Si estás en el bando de vender online en estos días o la Navidad es una fecha clave para tu negocio, lo que voy a contarte tendrás que aplicarlo cuando termine la locura de los Reyes. Sea como sea al menos una vez al año debes tomarte una mañana completa o dos para analizar y proyectar tu plan de contenidos para 2022.

Al planear, tienes que mirar el problema

Al crear tu plan de contenidos para 2022 vas a tener que analizar tu año actual. Ver lo que fallo, donde no llegaste, revisar los números y, en el caso del contenido saber qué temas han gustado más o qué servicios no han dado sus frutos.

Sin esta base es imposible tomar buenas decisiones y ejecutar tu plan con un poco de sentido común. Así que lo primero es sentarse con los números. Si has cumplido con todos los objetivos, tendrás solo que optimizarlos y si no ver donde estuvo el fallo y empezar con las correcciones.

Tu plan de contenidos es tu negocio

El contenido tiene que remar a favor de tu negocio, por eso es básico que sepas a lo largo del año cuáles son tus meses fuertes, si tienes lanzamientos o si en ciertas épocas te contratan más asesorías.

Aquí te recomiendo que te imprimas un calendario y pongas tus vacaciones, los meses poco productivos y empieces a ver de forma estratégica cuándo se deben concentrar las ventas.

Tu plan de contenidos a doce semanas

Al igual que cuando hablamos de objetivos económicos o de nuevo proyectos que nos ilusionan, es básico trazar periodos de doce semanas para que las metas estén más cerca y sean más realistas.

A nivel de contenidos piensa que temas serán centrarles en ese trimestre, cómo los puedes tratar, qué enfoque usarías y qué formato va a hacer que tu mensaje llegue mejor. Por supuesto, si me lees ya sabes que ese contenido siempre debe estar en tu blog, tu podcast o tu canal de vídeos.

Si quieres empezar 2022 de mi mano y bien enfocada, abro agenda para mi programa ATRAPADA EN TUS REDES cuatro sesiones para crear un marketing de contenidos sólido y coherente.

“¿Atrapada en tus redes?” es para ti si…

“¿Atrapada en tus redes?” es para ti si…

No he escrito un libro para todas las emprendedoras del planeta tierra, ni mucho menos para todo el mundo. ¿Atrapada en tus redes? es una metodología muy sencilla para un tipo de emprendedora que se declara ambiciosa, que quiere escalar con su negocio, pero que está comida por las redes sociales y el marketing. 

Al escribir este libro, tenía dos premisas: poner ejemplos reales y aterrizados (basta ya de hablar de Apple, Nike o Coca-Cola) y crear un libro práctico y aplicable. De hecho, al comprar el libro, tienes acceso exclusivo a un zoom mensual para charlar, resolver dudas y trazar juntas tu plan maestro.

A continuación, te desgrano los supuestos en los que este libro puede ayudarte…

  1. Te gustan las redes sociales, participas de forma activa, pero te comen mil horas al día. De hecho, muchas más veces de lo que te gustaría reconocer, vives pegada al móvil.

    En el libro sostengo que las redes son un escaparate maravilloso para nuestro negocio. Hace 10 años, no podrías haber emprendido con la facilidad de hoy en día. El problema viene de su poder de adicción, aquí tienes que coger las riendas y limitar su uso sin excusas. ¡Se trabaja con el móvil fuera de la mesa!

    Con mi método, vas a aprender a organizarte mejor, tener un plan desarrollado a semana vista y vigilar tu FOMO (ansia por no perderte nada), ese ansia que te hace estar continuamente mirando la pantalla.

  2. Llevas un tiempo de emprendimiento y aún tienes mil servicios, te cuesta contar lo que haces en un networking y no te sientes cómoda con ninguna etiqueta. El inicio de un buen marketing de contenidos es un mensaje claro.

    Antes de saltar a las redes, vamos a bajar a tierra tu plan de contenidos. Por un lado, tenemos que tener muy claro a quién le hablamos, qué mensaje queremos que reciban y qué problema solucionamos mejor.

  3. FOMO es tu apellido. Eres de las que, en plena pandemia, no paro con Tik Tok, presumió por estar en ClubHouse con entrada VIP y, así, hasta el infinito. Cada red tiene su público y su idiosincrasia, en el libro analizo cada una para que veas dónde estás cómoda.

  4. El buen contenido es aquel que resuelve una duda de tu cliente, sin más artificios. En este sentido, ese contenido debe estar en tu web o tu canal, un sitio donde la sartén por el mango la tengas tú.

  5. Si te cuesta planificar, la promesa del libro es que el marketing de contenidos y las redes solo ocupen el 20 % de tu tiempo. Esta máxima se consigue con planificación a medio plazo. Antes del arranque de la semana, todo debe estar atado.

  6. Por último, si eres un poco prisas y quieres todo ya, necesitas empezar a fijar objetivos realistas para ganar foco. En un año, no puedes crear diez servicios nuevos, probar en mil redes, hacer webinar, un podcast… Tener un solo objetivo te hace el camino más fácil.

Por último, si esperas encontrar trucos para hacer reels, vencer al algoritmo o aprender a usar Pinterest, este libro no es para ti. La esencia es mostrarte el poder del marketing de contenidos y cómo usarlo a tu favor.

Moscow, la base de la mentalidad estratégica con Ruben Turienzo

Moscow, la base de la mentalidad estratégica con Ruben Turienzo

¿Mentalidad estratégica? Para acercarnos a este término, del que a veces hablamos con mucha ligereza, tengo que presentaros a Ruben Turienzo, uno de los descubrimientos que me trajo Lidera-te. En concreto, gracias a Mónica Galán, que nos recomendó su libro Power Plan. Gracias al podcast charlé con él, descubrimos que somos vecinos de Carabanchel y conocí mejor una porción de todo lo que sabe, por qué es inabarcable.

Este viernes será el responsable de la masterclass de Lidera-te y habrá un antes y después, pero antes de ello quería descubriros una de sus herramientas para detener la procrastinación. ¿Conocéis la ciudad de Moscú?

Tomad nota, por qué es la base para no procrastinar y poner en marcha nuevos servicios, productos o líneas de negocios. Mi consejo es que antes de arrancar nada hagas un esquema de estos cinco puntos, para tener claro donde está tu foco y qué es complementario.

M de Must: Las cosas que debes hacer, es decir las tareas que son esenciales para que el proyecto vea la luz. Vuélcate en lo esencial, en esas herramientas o pasos que tienes que dar para que el producto o servicio sea viable.

Esta primera lista es el esqueleto de tu proyecto, lo que no puede faltar y donde tiene que estar tu foco en el inicio para no acabar enredada en detalles o cosas superfluas.

S de Should marca las tareas que sí las hago mejoraré el resultado de mi servicio. Son importantes y harán el servicio mejor. Aquí nos hallamos en una segunda capa, fundamental, pero no imprescindible. Si bajamos cada letra a la realidad, como ejemplo, podemos hablar de las landing de venta, el diseño del producto, la estrategia en redes…

La C de Could enfoca las acciones que mejoran el resultado. Esos detalles que van a diferenciar tu producto y le van a dotar de personalidad propia. Aquí ya entraríamos en detalles pequeños como el packing en caso de producto físico o el seguimiento al cliente en caso de servicios.

Por último, la W de won´t. En este caso, son acciones a futuro para hacer en los próximos meses. Según mi experiencia con emprendedoras al trabajar la mentalidad estratégica, aquí en esta última letra es donde nos enredamos al principio.

Si quiero lanzar un nuevo servicio, me enredo dos horas en Canva pensando en un logo, si me llama el mundo del podcast muero comparando micrófonos o si he decidido hacer directos muero buscando el fondo perfecto.

¿Os ha gustado esta herramienta? ¿En qué letra te sueles bloquear tú?

5 ventajas de crear tu calendario de contenidos

5 ventajas de crear tu calendario de contenidos

¿Por qué debería tener un calendario de contenidos? ¿Qué me va a aportar? ¿Beneficios? Siempre lo defiendo. A continuación, te desgrano cinco beneficios de tener un calendario de contenidos al día y conseguir la disciplina suficiente para llevarlo a cabo.

1. Pasar a la acción, ¡ahora!

No mañana, no en libretas de buenas intenciones, ni propósitos de cómo sería mi vida si aplicase… El calendario de contenidos crea fechas tope para todo lo que tienes que hacer. Si tienes cierta tendencia a la procrastinación, esto es la mejor noticia del siglo.

Al establecer fechas límite, trabajas más enfocada y productiva. ¿Nunca has tenido la sensación de que tus 30 minutos más rentables son los que pasan antes de cerrar el ordenador?

2. Control y coherencia en el mensaje

Otro de los talones de Aquiles del mundo emprendedor. Te lías a crear contenido, contar nuevas ideas y reflexionar sobre mil temas sin tener claro el objetivo. A veces, pensamos que cierto producto no se vende o que nadie visita el blog porque el contenido no interesa, y el problema está en que nadie lo sabe.

Los alcances en Instagram, la red que casi todas utilizamos, son muy pequeños, así que mucho cuidado con pensar que, por decirlo una vez, todo el mundo se ha enterado. Crear un calendario de contenidos te ayuda a ser más persistente en tu mensaje.

3. Elegir tus canales y tus redes

Ojito, ni puedes abarcar todos los canales ni todas las redes sociales. Precisamente, sentarte delante de un calendario es la mejor decisión para poner orden y ser consciente de que nadie llega a todo.

Lo ideal es tener un solo canal, vídeo, audio o texto, y un máximo de dos redes sociales. Créeme, conseguir esto con regularidad y calidad te va a llevar mucho tiempo y tu presencia será más estable.

4. Pensar los temas desde la calma y la investigación

¡Qué coño publico! Pensar que tenemos que estar sí o sí, publicar en piloto automático diciendo cosas tan obvias como “tarde de cine”, “domingos de relax” o “bienvenido verano”. Si construyes un calendario de contenidos, no solo serás más coherente, sino que pensarás mejor los temas.

Muchas veces, tienes ideas nuevas o lees un artículo interesante que, irremediablemente, se te olvida. En este punto, en el calendario, puedes dejar un día de cajón de sastre para poner todos estos pendientes y organizar el mes siguiente.

5. Irte de vacaciones relajada

Me he dejado lo mejor para el final, ¡vacaciones sin mirar de reojo el móvil! Necesitamos descansar, recargar pilas y sentirnos bien sin vivir las redes como una condena. En este punto, el calendario de contenidos te ayuda a planificar mejor y dejar que las redes publiquen sin tu presencia.

¿Llevas tu calendario de contenidos al día? ¿Tienes un método para controlar mejor el calendario de contenidos? Si quieres seguir la metodología de mi mano, te espero en Plan de Contenidos.