En el mundo del marketing hay pocas verdades absolutas. Sin embargo, que el copy para web debe generar empatía, por encima de todo, es una de ellas. Antes de ponerte manos a la obra a escribir tu web, debes considerar que para que ese cliente soñado te compre, la confianza debe ser el centro de todo.

Tienes el mejor servicio o producto del mercado, pero si no consigues la confianza de tu audiencia, jamás lo van a probar. Aquí la labor de un copywriter es esencial para analizar si tus textos generan confianza o has caído en recursos como hablar en plural, usar lenguaje muy formal o hasta emplear la tercera persona.

¡Tranquila! He creado un blog con recursos para mejorar tus textos, tanto en web como en redes, ver un poco más claro cómo generar esa confianza y convertirte en una de esas marcas capaces de vender casi todo al apoyarse en una relación de confianza con sus seguidoras.

Datos no, mejor anécdotas

Uno de los errores mas recurrentes en el copy de web es crear una página sobre mi, donde aburras mortalmente a todo el mundo contando donde naciste, qué estudiaste o en qué año empezaste el master. Sinceramente, este tipo de páginas solo hacen que la gente lea en vertical y salga huyendo.

El sobre mi es una de tus mejores bazas para generar empatía con tu público, justo lo que activará la curiosidad, el deseo de saber más y la confianza, al sentirte mucho más cerca a su mundo. En este sentido, el storytelling es muy potente y con anécdotas la conexión sea inmediata.

¿Un ejemplo? Conectas más conmigo si te digo que nací en Madrid en 1984 o si te cuento que pertenecí a esa generación que grababa canciones de la radio con casette, pasaba el verano con las rodillas llenas de heridas y comía frigopie.

Tú no importas mucho en tu historia

Si te has lanzado a emprender, has montado una web y estás ganando un sueldo digno, está claro que vendes un buen producto o al menos solucionas una problema. Así que basta de contar las características de tu producto o servicio y pon el foco en cómo mejoras la vida de las personas.

La clave de una buena página web está en mostrar tu por qué y tú para qué… El cómo ya lo contarás al mandar presupuesto o en la primera toma de contacto.

Verbos y mucha acción

Por último, la recomendación más fácil pero a veces la más complicada de seguir. Simplifica el mensaje, usa frases cortas, directas y, sobre todo, verbos. Intenta emplearlos al comenzar las frases, sobre todo en páginas de venta, con verbos de acción como apúntate, corre, vuela… Si quieres que tu potencial cliente haga algo, nunca dudes en decírselo.

Espero que te haya gustado este contenido, si es así comparte en tus redes, entre amigos o déjame un comentario que me muero por leerte.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio