El pasado lunes, 4 de octubre de 2021, Zuckerberg y sus tres pequeñas sufrieron la peor caída de la historia. Durante seis horas Facebook, Instagram y Whatsapp dejaron de funcionar y de existir.

A nivel técnico, reconozco que no tengo ni idea y no sé si realmente un error humano puede provocar algo así, lo que si sé es que ese día los telediarios abrieron con la noticia, todo el mundo miraba el móvil esperando la notificación y al día siguiente mucha gente fue más consciente de su adicción.

Ahora que todo ha vuelto, toca hacerse dos preguntas claves… ¿Lo pase mal a nivel personal? Lo siento, pero si la respuesta es sí deberías reflexionar un poco y ver hasta que punto usas el móvil y, la segunda pregunta, es ¿qué pasa con mi negocio si las redes sociales se caen.

3 estratégias para no depender de las redes sociales

Mucho cuidado con pensar que no hay que estar en redes, son más necesarias que nunca y una oportunidad de mercado excelente, pero no solo debemos depender de ellas. Así que vamos a ver cómo crear estrategias de comunicación y contenidos más sólidas y diversificadas.

Mailmarketing, no es opcional

Si estás arrancando puede que la idea de mandar una newsletter semanal a una base de datos de 5 personas no sea lo más motivador del mundo, pero al emprender la constancia es un requisito indispensable. Aunque casi no tengas correos, crea una estrategia de mail que al menos te ponga en comunicación con ellos dos veces al mes.

Aquí no solo es mandar un email y poner en tu web apúntate aquí. Debes elegir un servicio, ese que te identifica o que quieres potenciar más. El siguiente paso en el camino, será ver qué puedes regalar para darte a conocer, potenciar ese servicio y mostrar los beneficios.

Mi recomendación siempre es que ese primer lead magnet, aunque sea gratuito, tenga mucho valor. La gente debe descargarlo y quedarse feliz. De hecho la idea es que siempre quieran más y más.

Algunos ejemplos son crear masterclass grabadas (si das consultorías y cursos para que vean como te expresas), guías si vendes producto físico o incluso puedes sortear uno de tus servicios cada cierto tiempo para ganar experiencia, lead y prueba social.

Un plan de contenidos fuera de las redes

Si se cae toda tu responsabilidad es tener una web con contenido actualizado y como punto de partida de todo tu negocio. En este sentido, puede ser un blog (atención al SEO), un podcast si te gusta este formato o vídeos. Lo importante es que pongas el acento en ese contenido, que luego será notificado por redes y email a tus seguidores y clientes.

Diversifica, hay vida más allá de Zuckerberg

Si me tuviera que quedar solo con una red social sería Instagram sin lugar a dudas, me encanta la información que da, todas las opciones para crear contenidos y me ha conectado con mujeres maravillosas. Con todo esto claro, debes saber qué no puedes todo en sus manos.

Elige otra red social que este fuera de su radar. El día del apagón, especialistas como Pat Carrasco publicaron contenidos en Linkedin con unos alcances brutales y yo me veo en la obligación de recordarte el poder de Pinterest para generar tráfico y visibilidad a tu marca. Si aún no la tienes, busca tener presencia en dos redes de diferentes empresas.

¿Cómo viviste el apagón? ¿Te preocupaste un poco al ver tu dependencia a las redes sociales o no te enteraste mucho?