Vuelven las entrevistas a emprendedoras al blog, en esta ocasión, prestar mucha atención porque os va a gustar mucho conocerla mejor.

En enero de 2020 me lié la manta a la cabeza (mal año para estas iniciativas) y cree un mini grupito para emprendedoras para echarnos una mano, aunque a veces pasamos semanas y semanas sin hablar me ha llevado a conocer a mujeres maravillosas e inspiradoras como Lourdes.

Coach y experta en liderazgo femenino hoy se sienta con nosotras para charlar sobre su negocio, sobre cómo gestionar los miedos y los pasos que siempre nos cuesta más dar. Por que emprender no es fácil, te puedes sentir sola y ella trabaja para ayudarnos a través el autonoconomiento.

Prepárate un café, ponte cómoda y ¡relájate este ratito con nosotras!

1. Antes de nada, me encantaría que te presentaras de forma breve y contarás como nos puedes ayudar.

Me llamo Lourdes Martínez Delgado y en este momento de mi vida, soy coach ejecutivo y formadora especializada en liderazgo femenino. Ayudo a mujeres y emprendedoras valientes a potenciar su talento, desactivar sus creencias limitantes y desarrollar las habilidades necesarias para tomar las riendas y liderar en su vida personal y profesional.

2. En qué momento de tu vida decides dar el salto y emprender. Según el informe de extraordinaria el 58% de las mujeres lo hace por necesidad, ¿fue tu caso o pudo más la pasión?

Mi aventura emprendedora empezó en junio de 2019, tras un despido (un regalo, por cierto) que me sirvió de catalizador. Llevaba más de 7 años liderando y gestionando equipos para una de las compañías más populares del sector Retail y, aunque el trato con el cliente y formar parte del desarrollo profesional de mis colaboradoras me apasionaba, me sentía totalmente desalineada con los valores corporativos.

Hacía mucho tiempo que percibir una retribución económica a final de mes no era suficiente para mantenerme motivada: quería poder gestionar mi tiempo a mi conveniencia y formar parte de un proyecto que me llenara, que tuviera sentido para mí. Digamos que en mi caso se conjugaron ambos factores: la necesidad de sentirme libre y la pasión que siento por aportar y sumar a otras personas.

3. En tu web cuenta que el desarrollo personal entro en tu vida en un momento para cambiar muchas cosas, ¿piensas que fue casualidad o que llegamos a él cuando estamos preparadas?

Hay un antiguo proverbio zen que dice “cuando el alumno está preparado, el maestro aparece”. Hace tiempo que dejé de pensar que las casualidades existen: creo que todo sucede por un motivo y la forma en que las cosas se presentan en nuestra vida son directamente proporcionales a nuestro nivel de consciencia. Sin embargo, sí que soy de la opinión que no siempre se entienden los motivos y en estos casos, hay que confiar en que lo que ocurre, conviene.

4. Hace poco en tu Instagram has compartido “el miedo es la kriptonita del talento”. ¿A qué sientes que solemos tener más miedo en el mundo emprendedor.

Un articulo escrito en 2017 por Isabel Garcia Méndez colaboradora habitual de la revista Emprendedores revelaba que existen 28 tipos de miedos que bloquean nuestra actividad emprendedora y nos paralizan impidiendo que pasemos a la acción.

En base a mi experiencia trabajando con mujeres emprendedoras y teniendo en cuenta los pensamientos, jucios o creencias más comunes, los podría clasificar en 7 grupos: Miedo al fracaso o al éxito Miedo al error Miedo a la incertidumbre Miedo a no saber hacer Miedo a perder el control Miedo a decepcionar al entorno cercano Miedo a la soledad.​

5. ¿Qué es lo que mas te motiva de trabajar con emprendedoras y de ayudarlas?

Te va a sonar a topicazo pero mi motivación es empoderarlas, sostenerlas en la dificultad, ayudarlas a ganar confianza en ellas mimas. Ese momento en el que toman consciencia y creen con todo su ser que pueden conseguir cualquier meta que se propongan, me hace sentir plena. Solo quien ha estado en el infierno conoce todo lo que hay detrás del brillo de sus ojos.

6. ¿Qué sabes ahora que te hubiera encantado saber o tener claro al comenzar? ¿Qué decisión cambiarías? ¡Qué gran pregunta!

Creo que me hubiera encantado saber que sabía más de lo que me pensaba y confiar en mis recursos internos y externos. Si pudiese cambiar algo sería invertir primero en una buena mentora que me ayudara a poner foco y ya no tanto el qué sino el cómo: permitiéndome disfrutar más del proceso.

7. Para ti lo mejor de emprender es…

La libertad de ser tu propia jefa y la posibilidad de trabajar con otras mujeres emprendedoras, tejer redes colaborativas.

8. Pregunta obligada, ¿qué tal la experiencia con el podcast?

¡Una de las mejores decisiones de este 2020! Confieso que la idea del podcast llevaba tiempo rondando mi cabeza, prácticamente desde que decidí emprender; sin embargo yo también he tenido que lidiar con el síndrome del impostor.

Al principio, cuando contactaba con los invitados, me presentaba diciendo que no era periodista ni comunicadora. Ahora solo digo que no soy periodista. Sí que soy comunicadora, es una de mis fortalezas y he decidido potenciarla.

El podcast me ha traído muchas alegrías y un montón de aprendizajes. Por una parte, he conocido a personas muy inspiradoras con grandes historias que merecen la pena ser contadas, de las que me he nutrido muchísimo. Mi amiga Alma dice que tengo la capacidad natural de “destapar” las fortalezas de las personas y reflejarlo en las entrevistas. También dicen que soy muy generosa y sin embargo yo siento que es mi deber compartir aquello que a mí me ha ayudado, no me lo puedo guardar para mi sola.

Si eso es ser generosa, ¡pues bienvenido sea! Por otro lado me ha valido de “excusa” para soñar a lo grande: con la honestidad por bandera y gracias a la ilusión y a trascender el miedo de recibir una negativa por respuesta, he podido charlar con personas a las que admiro como Ana Aparichi o Alma Andreu (La Forte).

9. Por último, además de tu programa del que voy a dejar enlace directo y del que es un placer colaborar, algún reto a medio plazo que nos puedas adelantar.

¡Gracias por sumarte a esta aventura Esther! Me encanta poder colaborar con profesionales como tú, que siempre suman y de las que también aprendo muchísimo. Os voy a contar en primicia dos retos que tengo a medio plazo: el primero tiene que ver con un evento presencial y el segundo, con un curso online. Y hasta aquí puedo leer.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio