Si hay algo que el COVID no podrá quitarnos son las ganas de ser más productivas y alcanzar nuevos retos en septiembre. Propósitos que este año tenemos que conseguir que no se queden promesas o papel mojado, a continuación te cuento cuatro herramientas para ser más productiva.

Quizá el problema no sea la falta de tiempo, si no lo que haces en la horas estrictas de trabajo. ¿Manos a la obra? ¡Arrancamos!

Trabajar en módulos de tiempo

Si cae en tus manos cualquier libro sobre cómo ser más productivos o desarrollar mejor nuestro trabajo, te aseguro que el trabajo por módulos será una asignatura central.

En este caso, la planificación semanal y mensual juegan un papel muy importante, puesto que así podemos designar módulos de dos horas a ciertas tareas recurrentes como escribir nuestro blog, programar redes sociales, mandar presupuesto o atender a las facturas.

Adiós a las notificaciones en el móvil

Continuamos repasando las 4 herramientas para ser más productiva y llegamos a la segunda parte y casi más importante. Sí hay algo en esta lista que va a marcar la diferencia de verdad, es decir adiós al móvil cuando trabajamos y a las notificaciones en general. Mi propuesta es que quites las de Instagram, Facebook, correo electrónico y grupos de WhatsApp.

Algo tan sencillo como pensar que le prestarás atención cuando tú quieras y no cuando él lo demande, marca la diferencia y multiplica tu productividad. Además, durante las horas de ocio te ayudará a desconectar mejor.

Nueva agenda o el Me To Do de Balamoda

Sabéis que he hablado en varias ocasiones del ME TO DO, pero en esta ocasión parto de la base de que cualquier agenda es perfecta si sabemos priorizar.

MI propuesta es priorizar tres tareas todos los días que tienen que terminar hechas sin excusas y sin procrastinación. Además, si las escribes antes de cerrar agenda, por la mañana a primera hora puedes arrancar con ellas sin perder ni un minuto.

Baja tu próximo proyecto a doce pasos y fija fechas

Se acabaron los castillos en el aire, elige un proyecto que te emocione y te guste y bájalo a doce pasos muy concretos. Luego con un calendario vete poniendo fechas topes para cada paso o reserva los módulos de tiempo que necesites.

Solo fijando plazos y pensando en horas en exclusiva puedes seguir avanzando con tu negocio. ¿Te ha gustado este contenido? No te olvides de compartir, recomendar y dejarme un comentario.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio