Está claro que el mundo online está en auge, la crisis del coronavirus solo ha sido un empujón final a un proceso que ya llevaba años y años calentando motores.

A pesar de ello, en estos meses de paron total y en la complicada desescalada, hay miles de negocios físicos que se han visto obligados a buscar el famoso plan b. Con este post no quiero que dejes tu negocio y te lances al mundo 2.0 en busca de los llamados ingresos pasivos (no existen), pero si que recapacites si puede ser una segunda vía de ingresos.

¿Cómo montar una mini estrategia para arrancar?

Empieza a mirar blogs y podcast sobre la materia, mi recomendación siempre es que escuches el podcast de Pepa Cobos Cómo comenzar a vender online y el de Lidera-te. Esto va a ayudarte para empezar a fijar conceptos y dibujar como será tu negocio soñado digital.

Más allá de la formación, voy a darte algunos pasos sencillos para que no te pierdas en el mundo de los lead management, infoproductos, Facebook ads etc… A veces la jerga del sector puede abrumar y te garantizo que todo es mucho más sencillo de lo que piensas.

La idea y tú, como centro de todo

Parece tan obvio que asusta pero mucha gente se ve atraída por una imagen de ingresos pasivos y vender mientras duermes que no es nada real. Lo primero es tener una idea de negocio, es decir, cómo tu sabes algo que puede solucionar un problema real.

Desde crear infoproductos sobre técnicas específicas, creación de nuevos servicios de consultoría o mini cursos sobre cómo gestionar un negocio con éxito. Una vez que ya tienes dibujada esa idea, tendrás que darle forma y ser si te sientes más cómoda escribiendo, haciendo vídeos o prefieres el formato de asesorías.

En este punto, tendrás que conocer mejor que nadie a tu público objetivo. Olvídate de pensar que tu producto es para todo el mundo y céntrate en un nicho de mercado lo más pequeño posible.

Branding, más allá del logo

Una vez que la idea está clara, sabes cómo lo vas a hacer y cuál serán los pasos para crear el contenido, llega el momento de llevar tu marca a lo digital. Aquí lo mejor sería contratar a una persona de diseño que haga logo y web sencilla.

Vas a leer que puedes hacerte tu propio logo o ver vídeos en Youtube sobre cómo crear webs en WordPress. A no ser que tengas muchísimo tiempo o se te dé muy bien, creo que pensar que lo online te va a salir gratis solo te va a confundir, hacer perder tiempo y frustrarte. La inversión es menor que tener un local, pero hay que invertir en web y textos de calidad que transmitan todo lo que ofreces.

¿Cómo gano visibilidad?

Quizá llega lo más delicado, el primer paso debe ser tener visibilidad. Tener una web nueva, abrirte una cuenta en instagram o llenar el tablero de Pinterest no es NADA. El primer paso de una estrategia online es ganar visibilidad para que tus clientes sepan que existes, así de sencillo.

Es el motor de cualquier negocio, debes contar que de media solo el 1% de la gente que te conozca va a comprar tus productos, así que echa cuentas de cuánta gente necesitas entrando a tu web o viendo tus fotos en redes sociales.

Algunas formas de ganar visibilidad sin invertir (si quieres resultados rápidos será imprescindible invertir en Facebook Ads, Google o Pinterest) son hacer colaboraciones con emprendedoras de tu sector para apoyaros mutuamente, ir a eventos donde presentar tu proyecto, intentar escribir en algunos blogs del sector con más peso que el tuyo, hacer directos…

Si os ha gustado este tema o estáis interesados en saltar a lo digital será un placer echaros una manos, crear una estrategia y empezar a consolidar esa segunda pata del negocio que puede marcar la diferencia.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio