El 6 de octubre de 2010, Kevin Systrom y Mike Krieger, lanzaron al mercado una app para compartir fotos. La particularidad es que se podía usar filtros, corregir la luz, la saturación y mejorar cualquier foto de una forma muy sencilla. En solo dos años su penetración en el mercado fue tan loca, que Facebook se fijo en ella y ¡la compro!

El resto ya es historia, desde los primeros años de influencer, el filtro Valencia y mil imágenes que se han implementado en nuestra cultura como las tostadas de aguacate, el café con mucha espuma y los pies en la playa.

Si quieres aprender a gestionar mejor tu cuenta y soplar otros veinte años más sin que Instagram se convierta en el agujero negro de tus horas, te voy a dar algunos tips para gestionarla mejor, sin perder foco.

¡Ponte limites y trabaja en bloques de tiempo!

Instagram no es tu empresa y pasar horas en la red no te hará vender más, posicionarte mejor ni nada parecido. Si vas a trabajar en bloques de tiempo, que sabes que siempre lo recomiendo, deberías tener un bloque de tiempo de unas dos horas para crear el contenido, subirlo y planificarlo.

Después todos los días fíjate media hora para entrar a ver qué todo está publicado, subir stories, contestar mensajes, interactuar con otras cuentas… De este modo, en nuestra rutina no se lleva más de 30 minutos.

Ten un estrategia para publicar con cabeza

Sé que esto de tener estrategia a veces suena a chino, pero para una mejor gestión de instagram es básico. Lo ideal es tener dos objetivos y repartir esas publicaciones a un mes vista, dejando que ocupen el 60 por ciento de tu contenido. De esta manera, tienes un 40% para compartir recomendaciones, cosas que te gustan, frases motivadoras…

Fotos o textos…. ¿Qué es más importante?

A priori, Instagram hace diez años estaba pensada para fotos bonitas. Esto ha cambiado mucho y si bien la imagen es lo que llama la atención, el texto es fundamental para generar empatía, conectar con tu audiencia y desarrollar tu storytelling.

Desde mi punto de vista, una de las cuentas donde se ve mejor la importancia de cuidar ambas partes, es Susana Torralbo. Imágenes preciosas unidas a textos divertidos y con mucho enganche.

Planifica tus vídeos y directos

No podemos estar en todo, pero no dejes pasar los directos y vídeos porque la visibilidad es mayor y la interacción sube mucho más sano. Al final es la forma más rápida de darnos a conocer.

Este tipo de vídeos también deben estar planificados para no pasarlos por alto e ir procrastinando. En mi caso, por ponerte un ejemplo, tenéis nuevo vídeo todos los viernes y directo cada 15 días. Así en mi calendario de contenidos ya están contemplados e, incluso, puedo grabar varios el mismo día aprovechando que tengo más energía o estoy maquillada.

¿Os ha gustado el post? ¡Déjame un comentario y comparte! Si tienes cualquier duda puedes dejarme tu comentario o escribir a hola@mis30horas.com

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio