¿Mentalidad estratégica? Para acercarnos a este término, del que a veces hablamos con mucha ligereza, tengo que presentaros a Ruben Turienzo, uno de los descubrimientos que me trajo Lidera-te. En concreto, gracias a Mónica Galán, que nos recomendó su libro Power Plan. Gracias al podcast charlé con él, descubrimos que somos vecinos de Carabanchel y conocí mejor una porción de todo lo que sabe, por qué es inabarcable.

Este viernes será el responsable de la masterclass de Lidera-te y habrá un antes y después, pero antes de ello quería descubriros una de sus herramientas para detener la procrastinación. ¿Conocéis la ciudad de Moscú?

Tomad nota, por qué es la base para no procrastinar y poner en marcha nuevos servicios, productos o líneas de negocios. Mi consejo es que antes de arrancar nada hagas un esquema de estos cinco puntos, para tener claro donde está tu foco y qué es complementario.

M de Must: Las cosas que debes hacer, es decir las tareas que son esenciales para que el proyecto vea la luz. Vuélcate en lo esencial, en esas herramientas o pasos que tienes que dar para que el producto o servicio sea viable.

Esta primera lista es el esqueleto de tu proyecto, lo que no puede faltar y donde tiene que estar tu foco en el inicio para no acabar enredada en detalles o cosas superfluas.

S de Should marca las tareas que sí las hago mejoraré el resultado de mi servicio. Son importantes y harán el servicio mejor. Aquí nos hallamos en una segunda capa, fundamental, pero no imprescindible. Si bajamos cada letra a la realidad, como ejemplo, podemos hablar de las landing de venta, el diseño del producto, la estrategia en redes…

La C de Could enfoca las acciones que mejoran el resultado. Esos detalles que van a diferenciar tu producto y le van a dotar de personalidad propia. Aquí ya entraríamos en detalles pequeños como el packing en caso de producto físico o el seguimiento al cliente en caso de servicios.

Por último, la W de won´t. En este caso, son acciones a futuro para hacer en los próximos meses. Según mi experiencia con emprendedoras al trabajar la mentalidad estratégica, aquí en esta última letra es donde nos enredamos al principio.

Si quiero lanzar un nuevo servicio, me enredo dos horas en Canva pensando en un logo, si me llama el mundo del podcast muero comparando micrófonos o si he decidido hacer directos muero buscando el fondo perfecto.

¿Os ha gustado esta herramienta? ¿En qué letra te sueles bloquear tú?

Marketing de contenidos para emprendedoras

Descárgate gratis mi ebook, 30 COSAS QUE ME HUBIERA GUSTADO SABER AL EMPRENDER

calendario de contenidos