¿Por qué debería tener un calendario de contenidos? ¿Qué me va a aportar? El próximo lunes arranco mi taller de formación sobre cómo crear calendarios de contenidos y el aprendizaje de un método para ser más coherentes con nuestro mensaje, comunicar mejor y ahorrar mucho tiempo.

Pasar a la acción, ¡ahora!

No mañana, no a las libretas de buenas intenciones, ni propósitos de cómo sería mi vida si aplicase… El calendario de contenidos crea fechas topes para todo lo que tienes que hacer. Si tienes cierta tendencia a la procrastinación, esto es la mejor noticia del siglo.

Al establecer fechas límites trabajamos más enfocadas y somos más productivas. Nunca has tenido la sensación que tus 30 minutos más rentables son los que pasan antes de cerrar el ordenador.

Control y coherencia en el mensaje

Otro de los talones de Aquiles del mundo emprendedor. Nos liamos a crear contenido, contar nuevas ideas y reflexionar sobre mil temas sin tener claro el objetivo. A veces pensamos que cierto producto no se vende o qué nadie visita el blog, por qué el contenido no interesa, y el problema está en que nadie lo sabe.

Los alcances en Instagram, la red que casi todas utilizamos, son muy pequeños, así que mucho cuidado con pensar que por decirlo una vez todo el mundo se ha enterado. Crear un calendario de contenidos te ayuda a ser más persistente en tu mensaje.

Elegir tus canales y tus redes

Ojito ni podemos abarcar todos los canales ni todas las redes sociales. Precisamente, sentarnos delante de un calendario es la mejor decisión para poner orden y ser conscientes de que no podemos estar en todo.

Lo ideal es tener un solo canal, vídeo, audio o texto y un máximo de dos redes sociales. Creedme que hacer esto con regularidad y calidad te va a llevar mucho tiempo y tu presencia será mucho más estable.

Pensar los temas, desde la calma y la investigación

Ain esos… ¡Qué coño público! Pensar que tenemos que estar sí o sí, publicar en piloto automático diciendo cosas tan obvias como tarde cine, domingos de relax o bienvenido verano. Si construimos un calendario de contenidos no solo seremos más coherentes y apuntaremos a objetivos fijos, sino que pensaremos mejor los temas.

Seguro, que muchas veces tienes ideas nuevas o lees un artículo interesante que luego se te olvida. En este punto, en el calendario puedes dejar un día de cajón desastre para poner todos estos pendientes y tener más fácil organizar el mes siguiente.

Irte de vacaciones relajada

Me he dejado lo mejor para el final, ¡vacaciones sin mirar de reojo el móvil! Necesitamos descansar, recargar pilas y sentirnos bien sin vivir las redes como una condena. En este punto, el calendario de contenidos te ayuda a planificar mejor y dejar las redes que publiquen sin tu presencia.

¿Llevas tu calendario de contenidos al día? ¿Tienes un método para controlar mejor el calendario de contenidos? Aún puedes apuntarte a mi taller, además de afrontar la vuelta de vacaciones desde la calma, puedes aprender mi método para que las redes y el contenido no te vuelvan a exclavizar.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Descárgate gratis mi ebook, 30 COSAS QUE ME HUBIERA GUSTADO SABER AL EMPRENDER

calendario de contenidos