Hoy arranca semana y mes, además, después de un puente venimos con las pilas cargadas y puede ser el mejor momento para montar nuestro plan de acción. Pongo mucho énfasis en la palabra acción, por qué imagino que has leído mil libros de productividad pero te falta poner en práctica tu plan mensual para emprender.

En las asesorías, aunque parezca mentira, la gran barrera para asentar todos estos conceptos es la falta de tiempo. Para planificar la semana, el día o el mes tenemos que blindar algunas horas, es decir, parar pensar lo que tenemos que hacer, cuál es nuestro objetivo a medio plazo y poner en papel o pantalla cómo vamos a ejecutarlo.

Tareas diarias para un plan a medio plazo

Las metas como crear infoproductos, mejorar la web o hacer un curso se hacen con tareas pequeñas y recurrentes. No hay mejor método que bajar a papel todo lo que necesitas hacer para un nuevo proyecto, en este sentido pueden ayudarte también gestores de tareas como Asana.

Una vez que tenemos el listado de tareas claro (tienen que ser pequeñas acciones concretas) lo pasamos a calendario y ejecutamos sin excusas. Es tan importante hacer ese listado, como comprometerte a cumplirlo sin ir relegando tareas o pasándolas a otro día.

Si cada tarea tiene una fecha tope, por un lado, te obligas a hacerla y, por otro lado, si te cuesta decidir o eres experta en procrastinar te pones límites.

Coloca días fijos a cada tareas y bajalo Google Calendar

A la hora de diseñar tu plan mensual y crear una rutina semanal fija, funciona muy bien crear bloques de tiempo por días y asignarles tareas recurrentes semana a semana. Una herramienta genial es bajar todo a Google Calendar para ver tus bloques de tiempo, el tiempo real que trabajas y dividir todo por temáticas o clientes.

Además, si llevas un tiempo trabajando en tu proyecto ya conocerás tus horas más activas, los mejores días o esos ratos que casi siempre acabas perdiendo el tiempo por qué estás más distraída. A mi me funciona unir tareas parecidas en días y, por ejemplo, los jueves dejarlos para reuniones, recados y trabajos menos importantes porque suele ser mi día menos productivo.

Herramientas en papel y digital

En el blog vais a ver qué tengo un par de entradas dedicadas al ME TO DO de Balamoda, la verdad es que me encanta y lo sigo utilizando. Te ofrece una visión semanal y puedes categorizar todo muy bien día por día, pero ahora lo he completado con otra parte más digital.

Gracias al curso de Noe Gil (Puto Plan) he empezado a trabajar con Google Calendar, puedes mirar desde cualquier dispositivo tu agenda y ver qué días tienes más libres para poner nuevas tareas y Asana, para bajar cada proceso y tener claro las prioridades de cada día.

Llega una época del año muy importante y empieza a ser tiempo de hacer balance, así que espero que te haya ayudado a montar tu nueva rutina de trabajo para ser más productiva. Por que ser productiva no es hacer mil cosas, si no sentir que tú eres la que controlas tu tiempo.

Marketing de contenidos para emprendedoras

Contenido semanal práctico y aplicable para mejorar tu negocio