Cómo lograr mirar menos el móvil, ¿cómo ser menos dependiente?

uso del móvil en el trabajo

El día que muramos, esperamos que dentro de décadas, habremos pasado 11 años de forma continuada mirando una pantalla. ¿Horrible? ¿Cómo lograr mirar menos el móvil? Desde mi punto de vista es más que posible y me sorprende muy poco esos once años. Basta con dar una vuelta para darte cuenta de que no hay nadie que no vaya mirando el móvil en el metro o hasta cene con otra persona mientras tiene su pantalla cerca.

En mi libro, ¿Atrapada en tus redes? Hablo de cómo esto no es casual y de cómo las notificaciones nos dan un chute de oxitocina momentáneo, que consigue toda nuestra atención en busca de ese pequeño subidón constante. Aunque esto podría hacernos pensar que poco podemos hacer ante los malvados de Silicon Valley que saben cómo tenernos enganchados, la realidad es que con algunas pequeñas pautas podemos cambiar este tiempo de forma definitiva.

La planificación para trabajar mejor, ser más disciplinada y no vivir atada a un móvil

¡Planificación! Sin lugar a dudas, tener un plan de contenidos para redes te da la ventaja de ser tú la que modulas cuando vas a entrar en redes, cuándo vas a crear el contenido y cuándo no tiene sentido que el móvil esté en tu escritorio.

Está demostrado que si quieres saber cómo lograr mirar menos el móvil, debes tener clara que la planificación es la mejor herramienta si hablamos de horario laboral. Saltar de una tarea a otra constantemente, no solo acaba con nuestra concentración, sino que retrasa todo y te hace vivir con una sensación de estrés constante. Nunca te ha pasado que después de trabajar 8 horas estás nerviosa, agotada y con la sensación constante de que no has hecho nada de provecho. Esta frustración se debe a la falta de concentración y no terminar ninguna tarea por completo, porque siempre estás mirando las redes, buscando el móvil con alguna excusa o contestando en algún chat.

Por ejemplo, en mi caso la semana está dividida en bloques de tiempo. De esta forma, sé qué tarea me toca y no voy cambiando de tareas o mirando el móvil sin parar. Si piensas que tú no lo haces, prueba esta semana a sentir qué pasa si el móvil está en otra habitación, tengo clientas que al inicio han reconocido que les genera angustia no tenerlo o que si salen de casa y no lo llevan se vuelven rápidamente.

Espacios libres de móvil, no eres imprescindible

En el mundo del emprendimiento hay mil bulos. Uno de los más asentados es premiar el trabajo continuo, sin descanso y sin parar ni un solo segundo. De hecho, hay cuentas con mucho éxito que afirman que solo pueden tomarse 3 días de vacaciones seguidas… ¿De verdad que tú quieres eso?

Los espacios de vacaciones y descanso son esenciales, pero trabajar con el móvil lejos es igual de importante. Intenta al menos tener dos o tres horas libres de teléfono, no basta con quitar notificaciones (eso deberías hacerlo hoy), sino que tiene que estar alejado de tu visión. De hecho, en un artículo de La Voz de Galicia indican que miramos la pantalla cada 5 minutos, ¡imposible poder redactar algo con sentido o avanzar en tu negocio!

Por supuesto, en lo personal el consejo es igual de hecho considero de una educación pésima que alguien se ponga a mirar el móvil si está cenando o comiendo conmigo. De hecho, yo como soy consciente de que Instagram me quita mucho tiempo, establezco horarios. A las 8 como muy tarde, el móvil se queda en mi escritorio (así no me lo llevo a la cama) y jamás está presente en la mesa. Esta parte más personal solo te la digo a modo de ejemplos, si quieres hacer un uso más responsable solo tienes que darte cuenta de que sin nuevas reglas no lo vas a conseguir.

¿Sientes que pasas mucho tiempo con el móvil? ¿Quieres revertir esta situación?

Suscribete

También te podría gustar